2 octubre: ángeles custodios

A Cristo, Hijo de Dios,
que con su palabra nos enseñó
que cada persona
tiene asignado un ángel custodio para su defensa,
pidámosle que,
permaneciendo siempre con nosotros
<el ángel de la paz>
quede lejos aquel otro ángel
que un tiempo fue autor de iniquidad…

Y, así, inclinemos el oído del corazón a sus preceptos,
de modo que podamos siempre
con confianza clamar desde la tierra:

Padre nuestro…

3 pensamientos en “2 octubre: ángeles custodios

  1. “Cada uno de nosotros tenemos un ángel que nos dirige, nos acompaña, nos gobierna, nos amonesta y presenta a Dios nuestras plegarias y buenas obras” (Orígenes).
    Dios muestra su cercanía a través de mediaciones: Él guarda nuestros caminos.
    ¿qué signos evidencian que hay ángeles / mensajeros divinos que velan por mí, por nosotros?

  2. Si tenemos cada uno un ángel custodio, que lo hace, y mejor que nosotros custodiamos a las personas que amamos, también podemos pedir, solicitar, adoptar un ángel custodio para Gothia en sus dos asociaciones de laicos y de consagrados.
    Voto, pido, sugiero a un ángel discípulo de san Rafael super-ángel (arcángel), para que Rafael esté atento a nuestro caminar.

    Y anoche, después de la celebración del cumpleaños del lustro de la creación y aprobación de los estatutos de Gothia, tras la celebración de la misa en ritual mozárabe, unos muy pocos (9 miembros, sin presbíteros pero con diácono) fuimos a celebrarlo con una cerveza-vino. Alguien dijo que no teníamos santo patrón (aunque mentamos semanalmente a docenas en nuestras oraciones, apóstoles, mártires y confesores…). No se si esto es cierto.
    Mi propuesta es tomar por protector e iluminador (ya lo viene siendo) a san Isidoro, pues acumula los méritos de nuestros objetivos en los estatutos: oración, formación y creación en la liturgia. Además ya da nombre a la fraternidad san Isidoro-Gothia.

    Amigos de mozarabía, arrancamos curso con ilusión y esperanza, pero ensombrece nuestra euforia celebrativa las ausencias… y los enfermos (aunque están muy presentes, pues el cariño motiva y la “comunión” es poderosa).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *