Presentación del CD “ISIDRO MOZÁRABE”

“Himnos a San Isidro Labrador del Códice Juan Diácono, siglo XIII”.
Primera grabación mundial, novedad del sello <Pneuma>.

Jueves 17 de mayo 2018, 19:30 h
Salón de actos del <Museo de San Isidro. Los Orígenes de Madrid>
Plaza de San Andrés, 2, 28005 MADRID
Metro: La Latina

 

Presentan D. Eduardo Salas, director del Museo de San Isidro,
Eduardo Paniagua, músico / responsable de la grabación y
P. Manuel González López-Corps,  Asoc. hispano-mozárabe <Gothia>

E. Paniagua con su grupo Música Antigua y la colaboración del coro de la UNED dirigido por Luis Antonio Muñoz, cantarán 3 Himnos a San Isidro del CD que se presenta.

Entrada libre.

Sigue leyendo

Rezando en la alegría de la Pascua

El Salvador en la localidad burgalesa de Palacios de Benaver

Es justo y necesario,
es en verdad nuestro deber y salvación
darte siempre gracias por tu bondad,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Jesucristo, tu Hijo,
Rey sempiterno que reina contigo,
que, por nuestra salvación,
ha soportado tantas y tan grandes pruebas.
Fue sometido a juicio por los judíos
el que ha de juzgar a vivos y muertos.

Sigue leyendo

UN BUEN PLAN

para la Cincuentena Pascual…

¡De colores!

¿Estás de mal humor? Ríe si te es posible

¿Estás tentado a la ira? Por el amor de Jesús, sé manso y amable.
¿Te encuentras a punto de mostrar mala voluntad a alguien? Manifiesta bondad.
¿Tal vez te sientes tentado a calumniar? Di sólo lo que es bueno, o guarda silencio…
¿Hay una oportunidad para una ligera venganza, o para infligir una aguda represalia? Muéstrate educado y complaciente…
¿Todo te cansa e irrita? Persevera en tu ecuanimidad…
Si te sientes inclinado a hablar con dureza, deja que tus palabras sean suaves y cordiales.

Oración pascual Gotho-hispana

Es este un texto para meditar
en silencio, con tranquilidad
y relacionando los diversos misterios
que la oración encierra…

<Es justo y necesario darte gracias,
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno,
por Jesucristo tu Hijo nuestro Señor,
maestro universal, imagen de doctrina ofrecida en humildad,
y esplendor manifestador de la deidad por la potencia divina.

El cual se dignó morir en la debilidad de la carne,
y resucitó por la fuerza divina del Espíritu Santo.
El cual, de modos diversos y con múltiples pruebas,
se presentó vivo ante sus discípulos
para que lo pudieran ver, tocar y dialogar con él,
y no se creyese que había quedado en el limbo
la carne asumida en cuanto hombre.

Sigue leyendo

Rezando la oración del Señor en la alegría de la Pascua

Redentor y Creador nuestro,
cuya carne no conoció la corrupción en el sepulcro,
sino que resucitó llena de gloria por la potencia de Dios Padre.
Destruye benigno en nosotros
las heridas de la corrupción de la carne
y cíñenos con el cíngulo de la gloriosa castidad,
para que, superados los incentivos del pecado,
proclamemos desde la tierra las palabras que nos enseñaste:

Padre nuestro…