Abrahán, padre de los creyentes

 

Mañana se celebra la memoria del santo Patriarca.
Nuestra antigua liturgia hispana,
-en el tiempo de Pascua-
dice que Jesucristo:

<Estaba prefigurado en Noé no sólo como piloto del arca,
sino también de la Iglesia;
estaba en Abrahán como fiel culmen de la estirpe patriarcal;
en Isaac como misterio de su gloriosa inmolación;
en Jacob como inmejorable ejemplo de paciencia;
en todos los santos como plenitud de toda justicia>.

***

El encuentro de Melquisedec y Abrahán
es el tema del canto de ofrendas (Sacrificium)
del III domingo del tiempo cotidiano:
Gn 14, 18-19; 13, 14-15. 18

V/. Melquisedec, rey de paz, sacerdote del Dios altísimo,
ofreció pan y vino,
y bendijo a Abrahán, diciendo:
«Bendito sea Abrahán por el Dios altísimo
creador de cielo y tierra»,
aleluya, aleluya, aleluya.

V/. El Señor dijo a Abrahán:
«Alza la vista y mira
a oriente, al sur, al norte y al oeste.
Toda la tierra que ves te la daré a ti
y a tus descendientes para siempre.»
Se marchó Abrahán
y fue a establecerse junto a la encina de Mambré, en Hebrón,
donde construyó un altar en honor del Señor.

 

Sigue leyendo