II Domingo de Cuaresma

El domingo pasado, iniciando solemnemente nuestro itinerario cuaresmal,
nos enfrentábamos con el príncipe de este mundo en “nuestros desiertos”.
En este domingo podríamos decir que concluye el ministerio público de Jesús en Galilea.
A partir del Monte de la Transfiguración comienza la subida a Jerusalén para sufrir su Gloriosa Pasión.
Hoy tomamos una Biblia que tenga buenas notas (Biblia de Jerusalén, CEE, etc.) y leemos Marcos 8,31 y Marcos 9, 1-10.
Miramos, después, las notas explicativas de nuestra Biblia.
El evangelista no indica el nombre del monte, pero la tradición ha situado este misterio luminoso en el Tabor; por eso, se habla de la gloria tabórica.

Mira a los personajes que aparece con Jesús.
Ya la tradición hispana -en sus oraciones o eucología- nos los presentaban desde el primer domingo.
Son personas “clave” que también han hecho su cuarentena en el desierto (Cuaresma).
¿Qué sucede?
¿Qué colores se destacan?
¿Qué dice la voz del Padre?
¿Qué añade a lo dicho en la epifanía del Jordán?
¿Cómo aparece el Espíritu Santo?
¿Qué aprendemos hoy sobre Jesús?
¿Qué nos hace pregustar la Resurrección?

 

Rezamos el salmo 39 (40 en la biblia hebrea) y repetimos despacio:
“En Dios pongo mi esperanza y confío y en su palabra”.


Mosaico del Monte Sinaí (Transfiguración)

***

Sigue leyendo

viernes de Cuaresma

«Trenos» o canto interleccional
de la misa del I viernes de Cuaresma:

«Destilen mis ojos lágrimas,
derramen llanto mis párpados,
porque un lamento llega hacia mí.
V/. Por eso soy presa de dolores, la angustia me aturde, el espanto me ciega.
V/. Ay de mí, que voy a sucumbir, mi corazón se marea y el terror me sobrecoge».

(Del libro de Jeremías)

***

“En los miércoles y viernes de las cinco primeras semanas de Cuaresma, el canto de los Threni ocupan el lugar del Psallendum [salmo entre lecturas].

Los Threni expresan en tono dramático la penitencia de la Iglesia y los sufrimientos de Cristo en su Pasión. Sus textos están elaborados sobre varios pasajes de las Lamentaciones y de los libros de Job y de Isaías”

(OGMHM 36).

Es una antigua costumbre que -además del domingo- el cristiano se sienta llamado a participar entre semana de la Eucaristía: especialmente los miércoles y los viernes. Se puede difundir en Cuaresma la participación en la Liturgia de las Horas, especialmente las I y II Vísperas de cada domingo. Las visitas a los monasterios cercanos -con este motivo- están en sintonía con las antiguas peregrinaciones o stationes cuaresmales.

Sigue leyendo

Dios Trino y Uno

Cancel visigótico con un lirio o lis: símbolo trinitario

 «El tres se refiere a la Trinidad, que es Dios,
que, aunque sean tres personas,
son afirmadas en una sola unidad de naturaleza»

(Beato de Liébana, In Apocalipsis, libro iv, líneas 30-32).

***

Todos los días de Cuaresma miramos con fe a la Cruz
porque «creemos que nuestro Señor Jesucristo nos redimió,
por el sacrificio de la cruz, del pecado original
y de todos los pecados personales
cometidos por cada uno de nosotros,
de modo que se mantenga verdadera la afirmación del Apóstol:
Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia (cf. Rom 5,20)».
(Credo del Pueblo de Dios 17)

Sigue leyendo

Ayunando de vicios

 

Mosaico del s. V en el baptisterio de Albenga (Liguria).
El propio lugar del bautismo – cerrado durante la Cuaresma
es ya una catequesis: crismón triple en referencia a Dios Trino,
doce palomas simbolizando el colegio de los apóstoles, etc.
La cuaresma tiene un doble carácter: catecumenal y penitencial

 

***

 

«Hermanos, lo que cada cristiano ha de hacer en todo tiempo ahora debemos hacerlo con más intensidad y entrega, para que así la institución apostólica de esta cuarentena de días logre su objetivo mediante nuestro ayuno, el cual ha de consistir mucho más en la privación de nuestros vicios que en la de los alimentos.

(san León Magno)

Para inscribirse en el CONGRESO de CULTURA MOZÁRABE de Córdoba (15 al 18 ab. ’21):

Plegaria cuaresmal:
el ayuno y la victoria contra el Enemigo

Sellando la pila bautismal en la parroquia de santa Eulalia de Toledo

Es digno y justo, necesario y saludable
darte gracias siempre,
Dios eterno y todopoderoso,
por Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.

El cual, ayunando,
obtuvo un glorioso triunfo sobre el diablo
y con su ejemplo
mostró a sus soldados la forma de luchar.

El Dios y Señor de todo
ayunó cuarenta días y cuarenta noches,
mostrando que el Dios verdadero
había asumido la naturaleza humana
reparando con su ayuno
lo que perdió Adán comiendo.

Atacó el diablo al hijo de la Virgen,
ignorando que era el Unigénito de Dios.
Y aunque con su antigua astucia
y con las mismas mañas
con que hizo caer al primer Adán
pensaba seducir también al segundo,
no pudo sin embargo salir con su empeño,
ni ningún tipo de engaño valió
para tan esforzado paladín.

Ayunó cuarenta días y cuarenta noches
y al final sintió hambre,
aquél que, a lo largo de cuarenta años,
alimentó abundantemente a las multitudes
con pan del cielo.

Éste es el que confiado en su propia fuerza
luchó con el diablo, el príncipe de las tinieblas:
y, una vez vencido,
exaltó hasta el cielo el trofeo de la victoria.

Por esto, todos los ángeles y arcángeles
no cesan de alabarte,
Padre,
ahora y por los siglos de los siglos. Amén

+++

Hoy, martes, tenemos Misa en Rito Hispano.

***

***

Sigue leyendo

Bendición cuaresmal

Una Bendición de la tradición hispana
para interceder por la familia y los amigos:

El Señor santifique nuestros corazones y nuestros cuerpos
y nos conceda poder servirle por medio de la abstinencia.
R/. Amén.
Que con su ayuda podamos evitar cuanto es ilícito
quienes, siguiendo su inspiración, practicamos la ascesis del ayuno.
R/. Amén.
Que nos haga participar en el banquete espiritual
aquél que intercede ante el Padre por nuestros pecados.
R/. Amén.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro,
que es bendito y vive y todo lo gobierna
por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

***

Mañana, martes, D.m.
celebraremos la misa en Rito Hispano-mozárabe
a las 19 h. en la Basílica de la Concepción de Madrid.
En nuestro programa cuaresmal 2021
podemos incluir esta celebración semanal.

 

Seguimos orando por los enfermos en este tiempo de pandemia.

 

***

 

 

FORMACIÓN HISTÓRICA:
En el 350 aniversario de la canonización del rey san Fernando

 

 

 

Primer domingo de Cuaresma:
la victoria sobre las potencias del Mal

Detalle de un capitel con las tentaciones del Señor (S. Lázaro, Autun)

***

El primer domingo de Cuaresma es el comienzo del venerable sacramento de la observancia cuaresmal anual.
En la misa de este día hay elementos que subrayan su importancia, por ejemplo, la procesión de entrada con el canto de las letanías de los santos.
En muchas catedrales el obispo celebra dentro de la misa del domingo primero de Cuaresma
el rito de la elección o inscripción de los catecúmenos que han de ser bautizados en la Pascua
(cf. FFPP 23).

El evangelio presenta a «Jesucristo que,
en el interior del desierto,
por otros tantos cuarenta días,
venció todas las tentaciones del diablo»

(Oratio admonitionis).

Alegoría de la lucha de Cristo: «Pisarás al León y al Dragón» (sal 90)

 

***

 

Sigue leyendo

Sábado mariano
y cuestiones cuaresmales

 

«Piedad» de J. Capuz.
Una mirada contemplativa nos lleva a mirar a Jesús entre las piernas de María:
el artista muestra así la maternidad espiritual de María hasta en el Misterio Pascual.
Idéntica postura aparece en los mosaicos de la Sala Capitular de la Catedral de Madrid.

 

+
AUDICIÓN: Ave maris Stella

 

Westminster Cathedral Choir 
***

Sigue leyendo

<Illatio> cuaresmal: el ayuno

La «illatio» es el inicio de la Plegaria eucarística
en la antigua tradición gotho-hispana.
Con este texto,
cuyo tema es el ayuno de Cristo y el nuestro,
podemos rezar al comienzo
de este itinerario hacia la santa Pascua:

Es digno y justo, necesario y saludable
darte gracias siempre,
Dios eterno y todopoderoso,
por Jesucristo, tu Hijo y Señor nuestro.

El cual, ayunando,
obtuvo un glorioso triunfo sobre el diablo
y con su ejemplo
mostró a sus soldados la forma de luchar.

Sigue leyendo