Iglesia de peregrinos…

 

«Hasta que el Señor venga revestido de majestad y acompañado de sus ángeles (cf. Mt25, 31)
y, destruida la muerte, le sean sometidas todas las cosas (cf. 1 Co 15, 26-27),
de sus discípulos, unos peregrinan en la tierra;
otros, ya difuntos, se purifican;
otros, finalmente, gozan de la gloria, contemplando «claramente a Dios mismo, Uno y Trino, tal como es»;
mas todos, en forma y grado diverso, vivimos unidos en una misma caridad para con Dios y para con el prójimo y cantamos idéntico himno de gloria a nuestro Dios. Pues todos los que son de Cristo por poseer su Espíritu, constituyen una misma Iglesia y mutuamente se unen en El (cf. Ef 4, 16).
La unión de los que peregrinan con los hermanos que se durmieron en la paz de Cristo, de ninguna manera se interrumpe, antes bien, según la constante fe de la Iglesia, se robustece con la comunicación de bienes espirituales.
Por lo mismo que los bienaventurados están más íntimamente unidos a Cristo, consolidan más eficazmente a toda la Iglesia en la santidad, ennoblecen el culto que ella ofrece a Dios aquí en la tierra y contribuyen de múltiples maneras a su más dilatada edificación (cf. 1 Co 12, 12-27).
Porque ellos, habiendo llegado a la patria y estando «en presencia del Señor» (cf. 2 Co 5, 8), no cesan de interceder por El, con El y en El a favor nuestro ante el Padre, ofreciéndole los méritos que en la tierra consiguieron por el «Mediador único entre Dios y los hombres, Cristo Jesús» (cf. 1Tm2, 5), como fruto de haber servido al Señor en todas las cosas y de haber completado en su carne lo que falta a los padecimientos de Cristo en favor de su Cuerpo, que es la Iglesia (cf. Col 1,24).
Su fraterna solicitud contribuye, pues, mucho a remediar nuestra debilidad.
(Const. sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II, n. 49)

 

***

Formación básica 

Origen y naturaleza de la Iglesia:

Dado el interés de esta ponencia,
como de las que siguen,
apoyamos su difusión.

Celebración en Rito Hispano-Mozárabe (Zamora, 2021)

Lucernarium
en la fiesta de santa María de la Cabeza

Un lucernario en Torrelaguna (Madrid) en las fiestas de sta. María de la Cabeza

 

***

Los santos mozárabes, María [de la Cabeza] e Isidro
están vinculados a toda la comarca madrileña
pero, sin duda, en Torrelaguna gozan de un culto particular.
Allí, junto a la ribera del Jarama, se mantiene la romería festiva.
Entre las costumbres que preparan la fiesta de la santa
está el lucernarium del Oficio vespertino.
Oramos en el día de hoy:
«Quien labra la tierra aguarda paciente el fruto valioso de la tierra
mientras recibe la lluvia temprana y tardía» (St 5,7).

 

Concédenos, Señor, conocerte
y amarte sobre todas las cosas,
como se lo concediste a tu sierva
María de la Cabeza,
esposa de san Isidro, labrador;
y, sirviéndote así, como lo hizo ella,
con sinceridad de corazón,
logremos también agradarte
con nuestra fe y nuestras obras.
Por nuestro Señor Jesucristo.

***

Procesión con el Libro de la Palabra de Dios en la liturgia hispana (Cabranes, Asturias)

***

Enseña san Isidoro:
«Nadie puede penetrar el sentido de la Sagrada Escritura,
si no se familiariza con su lectura«.

Sent. 3

Ocho de septiembre ’21

El Nacimiento de la Virgen es una de las fiestas marianas del calendario romano de la Iglesia católica.

Se celebra el 8 de septiembre, nueve meses después de la dedicada a la Inmaculada Concepción de la Virgen (8 de diciembre).

La fiesta de la Natividad de la Santísima Virgen María es conocida en Oriente desde el siglo VI.

Fue fijada el 8 de septiembre, mes con el que se abre el año litúrgico bizantino, que se cierra con la Dormición, en agosto.

En Occidente fue introducida hacia el siglo VII en el pontificado de Sergio I y celebrada con una procesión-letanía, que terminaba en la Basílica de Santa María la Mayor.

En el año 722 el papa Gregorio II instituyó la vigilia de la Natividad de nuestra Señora (7 sept.).

En 1243 Inocencio IV instituyó la octava (15 sept.).

El himno A solis ortu se ha cantado en el Rito hispano en esta fecha:

Desde que alborea el sol,
hasta que llega al ocaso
a Cristo, príncipe cantamos,
de María Virgen engendrado.
El poderoso Autor del mundo,
se vistió de humilde cuerpo,
liberando la carne de la carne,
no pereciese el proyecto.
Sellado el vientre de la madre,
irrumpe la gracia del cielo,
crece el vientre de la joven,
no conocía el misterio.
La morada de un seno puro,
de improviso se hace templo divino,
inmune al no conocer varón,
por la palabra concibió al Hijo.
Se esfuerza la que va a ser madre,
a quien Gabriel había anunciado,
a quien, llevando en el seno materno,
Juan oculto había atisbado.
Se hace accesible la entrada de Cristo
llena de toda gracia,
pasa el rey, y permanece,
como estuvo por los siglos cerrada
El hijo del Padre eterno
salió del seno de la Virgen,
Esposo, Redentor, Fundador
y de su Iglesia el más grande.
Honor y gozo de la Madre
esperanza ilimitada de los fieles,
bebió la copa de la muerte
para destruir nuestro pecado.
Glorificado sea el Padre
que, con tanta gloria como su Hijo,
junto con el Espíritu Paráclito
reina por todos los siglos.

   Amén. (versión de M. Ramos Pérez)

 

Sigue leyendo

El nicho litúrgico

 

El <nicho> es un elemento de la arquitectura religiosa visigótica, aunque de prototipo bizantino. Parece que hizo su aparición en la pujante Emerita de finales de la sexta centuria: la Mérida lusitana, colonia de comerciantes sirios y sede de los obispos griegos Paulo y Fidel. El <nicho>, desde la capital de Lusitania, se extenderá por todo el reino de Hispania. El estudio de este precioso elemento muestra que los nichos forman parte de un programa iconográfico eclesial junto con los canceles de tema <avenerado> o con flores de lis, con triple crismón o con el árbol de la Vida. 

El <nicho> prototípico es el emeritense donde aparece el Crismón gemado del que penden las letras apocalípticas Alfa y Omega. Esta iconografía presenta una similitud con los ladrillos visigóticos decorados con una menorah o candelabro de siete brazos que en el cristianismo simboliza el Espíritu septiforme y la universalidad de la Iglesia. Los dos motivos arborescentes que flanquean al crismón y parecen rendirle homenaje parecen palmeras -árbol de la vida paradisíaco- aunque, también, podrían aludir a los dos olivos de la profecía de Zacarías (4,3-11). Su presencia, con todo, evoca a los dos serafines que custodiaban el Arca de la alianza en el Templo de Jerusalem. 

Este <nicho>, a manera de cátedra, recuerda el Trono (Etimasia) que espera la parusía o segunda venida del Señor (Sal 9,7). 

Asimismo, la imagen de lirios flanqueando la cruz es una típica composición en la decoración visigótica. El lirio o flor de lis es la esquematización del árbol de la vida y se asimila con la misma Cruz. Por otra parte, la flor trilobulada es ya una alusión al misterio divino trinitario (cf. Conc. Tol. xvii, c. 1). 

 

Cf. La escultura de época visigótica en la Comunidad de Madrid  
(J. Morín de Pablos / R. Barroso Cabrera) 

 

Santa María de Bendones (Asturias)

 

***

 

En la víspera de la Natividad de María…

 

Retomamos en breve
la Misa Hispano-mozárabe

 

Si no día tras día, al menos un día a la semana
desde el martes 21 septiembre ’21.
A las siete de la tarde,
en la Basílica de la Concepción de Nuestra Señora (Madrid),
celebraremos -prácticamente- todos los martes de este curso
la misa en nuestro venerable Rito hispano.
¡Hagamos un hueco en la agenda
y comuniquémoslo a los nuestros!

 

Turris eucharistica (Amsterdan)

 

***

 

Oremos en este día:
preparando la Natividad de la Virgen:

 

Dios de poder,  
protector infatigable de tu esposa, la Iglesia,  
a la que das vida con tu gracia;  
te pedimos que por la piadosa intercesión  
de tu Madre, Virgen gloriosa, 
nos impulses a la observancia de tus mandatos  
y nos concedas orar desde la tierra con corazón limpio,  
como tú nos enseñas: 
Padrenuestro… Amén. 

(De la Misa mariana lit. hisp-moz)

Domingo XXIII del tiempo durante el año

EFFETÁ…
 
Lectura evangélica: Marcos 7,31ss
***

Hoy, 5 de septiembre ’21 llega a España la Cruz de la Jornada Mundial de la Juventud:

Itinerario de la Cruz de la JMJ Lisboa 2023

El itinerario comienza en Ciudad Rodrigo (Salamanca).

***

En este quinto día de preparación a la fiesta del Nacimiento de María
recordamos que su celebración se introduce paulatinamente en los libros litúrgicos hispanos:
Liber Misticus (Toledo 35.7; cf. Ferotin, LMS n. 78; Janini, Liber Missarum de Toledo II, 233ss).
En esta fiesta, según este códice escrito en cursiva visigótica del s. XIII, se canta a María
como Virgen de Israel, Hija de Sión, Virgen prudentísima, Torre para el rebaño, etc.

El himno que se propone es A solis.

GOYA, Natividad de María, en Aula Dei (1774 c.)

 

***

 

AUDICIÓN:
Salmo dominical 117

 

 

Día del santo profeta Moisés

Moisés ante la zarza ardiente escuchando a Dios que le dirige su «Palabra»

 

***

La estructura del culto cristiano tiene su origen en el culto del judaísmo, principalmente en su variante sinagogal.
Los ciclos diario, semanal y anual pueden rastrearse en el período apostólico y conforman la vida celebrativa de la Iglesia
(cf. C. Dugmore)

***

 

En este día de preparación a la fiesta del nacimiento de María recordamos que la primera capilla que se construye en la Cueva de Covadonga (Asturias) fue edificada por Alfonso I, esposo de Ermesinda (hija de D. Pelayo y hermana de Favila), en el año 740.
Más tarde se construyó una iglesia recubierta por una estructura o entramado de madera que era conocida como el Milagro de Covadonga, porque sus vigas estaban incrustadas en la roca que parecía un milagro que no se cayese. En ella fueron erigidos tres altares, uno dedicado a la Santísima Virgen, en el misterio de su Natividad; otro a San Juan Bautista y un tercero a San Andrés.

 

***

Bibliografía sobre san Isidoro:
Elfassi, J., (ed.), 
Isidori Hispalensis episcopi Synonyma,  
CCSL 11B (Turnhout, 2009) 

 

Congreso Eucarístico Internacional
Budapest (Hungría)

Del 5 al 12 de septiembre tiene lugar, en la capital del Danubio, el LII Congreso Eucarístico Internacional
que será clausurado por el Papa Francisco.

 

Oramos:
Padre nuestro,
fuente de la vida,
envíanos tu Espíritu
para poder reconocer
y amar siempre más a Cristo
que se entrega por nosotros
y está presente en la Eucaristía.
Él es nuestro Señor y Maestro,
nuestro amigo y alimento,
nuestro médico y nuestra paz.
Haznos valientes para llevar su fuerza
y su alegría a todos los hombres.
Haz que este tiempo de preparación
y la celebración del Congreso Eucarístico
renueve espiritualmente
a toda la comunidad de creyentes,
a nuestras ciudades, a nuestro pueblo,
a Europa y al mundo.

Amén.

***

Sigue leyendo

Sobre la sal bendita

Platos del s. XVIII para la ofrenda de sal en las casas

***

El uso de la sal como un sacramental contras las fuerzas del mal se encuentra bien atestiguado en el Ritual para sacramentos y sacramentales de la tradición hispano visigótica y mozárabe o Liber ordinum. En ese manual litúrgico lo encontramos bajo el título: 

Ordo quando sal ante altare ponitur antequam exorcizetur 

(cf. J. JANINI, Liber ordinum episcopal, 71-79). 

En el rito de exorcismo y bendición de la sal las referencias bíblicas apuntan a la acción del profeta Eliseo (cf. 2 Re 2,21) y a las mismas palabras de Jesús:

«Sois la sal de la tierra» (Mt 5,13).

Las rúbricas distinguen la orientación que debe observar el ministro cuando reza las plegarias:

-la oración de exorcismo se realiza mirando a occidente y haciendo la señal de la cruz sobre la sal;

– la bendición de la sal se hace mirando a Oriente.

La inmixtión o mezcla de la sal y el agua va acompañada de otras oraciones donde se subraya la acción del Espíritu Santo.

Las costumbres hispanas siguen la tradición de la Iglesia universal, que ve en la sal una expresión del poder divino sobre el Maligno.

La sal bendita aparece tanto al comienzo de la vida del cristiano (ritos catecumenales para el Bautismo) como al final de su camino en este mundo (las exequias); también, cada domingo: la sal era, habitualmente, mezclada con el agua al comienzo de la misa para la aspersión al pueblo.

En los hogares cristianos, hasta épocas recientes, no era raro encontrar unos cuencos destinados a custodiar la sal como signo de protección sobre la familia.

Tener esos platitos con sal bendita en nuestras casas es un signo de fe en el poder del Padre, del Hijo y del Espíritu.

+++

Nacimiento de la Virgen (Cantigas de santa María, Alfonso X, el Sabio)

Iniciando septiembre

Por herencia de los árabes no pocos calendarios populares medievales españoles
comenzaban por el mes de septiembre:
«Entre los agricultores (dice Abu el Jair y otros)
la primera estación del año es la del otoño;
son los tres meses de septiembre, octubre y noviembre»
(Ibn al- ‘Awwam, Libro de agricultura).

En el calendario mozárabe de Córdoba se lee a comienzos del mes September
VIII. In ipso est Nativitas Marie Virginis
El Calendario Astrológico Escurialense describe el día ocho con las mismas palabras.

Al comenzar un nuevo curso pedimos la fuerza del Espíritu Santo.

AUDICIÓN:

Veni Creator -con el texto latino para rezar y aprender:

 

***

Sigue leyendo