San Martín,
heraldo del Adviento

Al caer la tarde solemos encender las lámparas para orar.
Hoy podemos recitar este antiguo himno hispano: Ecce, Salvator omnium 
«El Salvador del mundo,
el más deseado,
cuyo nacimiento fue anunciado por los profetas
llega pronto.
Limpiemos de inmundicia nuestros corazones,
preparemos los caminos del Señor,
gritemos desde lo más profundo del alma:
¡Ven, Redentor, sálvanos! »

 

Hymnodia Gotica, p.67; Breviarium Gothicum, f. 17. 

***

 

La fiesta de san Martin, en la antigua Galia (Francia),
marcaba el comienzo del Adviento:
la Cuaresma de san Martín.
Pueden ser los inicios de nuevas iniciativas.
De hecho, ya han comenzado las celebraciones
en la diócesis de Alcalá.