Corazón de Cristo

Santo y bendito es en verdad
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo;
él es la confianza de los patriarcas,
la plenitud de la ley,
la sombra de la verdad,
la predicación de los profetas,
el maestro de los apóstoles,
el padre de todos los creyentes,
la firmeza de los débiles,
la fuerza de los enfermos,
la redención de los cautivos,
la heredad de los redimidos,
la salud de los que viven,
la vida de los que mueren;
fue él quien,
siendo el verdadero sacerdote de Dios,
instituyó un nuevo género de sacrificio,
se ofreció a ti como ofrenda agradable,
y nos mandó a nosotros ofrecerla.

Cristo, Señor y Redentor eterno. PS Dom II Cot

2 pensamientos en “Corazón de Cristo

  1. SENHOR faz de nós uma oferenda permanente,assim exerceremos o nosso sacerdócio não ministerial de salvos das Aguas , de Iluminados e Nascidos de Novo

  2. . Sólo si miramos y contemplamos el Corazón de Cristo, conseguiremos que el nuestro se libere del odio y la indiferencia; solamente así, sabremos reaccionar ante los sufrimientos ajenos y el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *