El árbol y el belén hasta la Epifanía

El papa Benedicto XVI pidió -en la Navidad de 2007- conservar la tradición de poner el árbol y el belén en las casas en el periodo navideño:

El árbol y el pesebre son elementos de ese clima típico de la Navidad
que forma parte del patrimonio espiritual de nuestra comunidad 
y que tenemos que conservar.

Para el Papa, la fiesta cristiana de la Navidad y sus símbolos, entre éstos el pesebre y el árbol adornado, constituyen importantes referencias al gran misterio de la Encarnación y del Nacimiento de Jesús. Según el Pontífice, el abeto es un significativo símbolo del nacimiento de Jesús porque con sus hojas siempre verdes representa la vida que no muere. Y añadió:

              Mantened vivas estas bellas tradiciones tan sentidas 
              y empeñaos en organizar siempre más manifestaciones 
              de una vida cristiana auténtica. 

Un pensamiento en “El árbol y el belén hasta la Epifanía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *