El «Ave maris Stella»:
orando por los enfermos

La mujer del Apocalipsis coronada de estrellas, vestida del sol y la luna a sus pies.

El himno litúrgico, «Ave maris Stella», compuesto en forma rítmica acentual (ternario trocaico), consta de seis estrofas más la doxología final. No conocemos al autor de esta obra; probablemente, un monje benedictino del siglo VIII. El manuscrito más antiguo de este himno mariano es el Codex Sangallensis 95 (s. IX).

Este no fue un himno más, divulgado y popular por toda Europa, conocido en los monasterios y cantado por el pueblo, sirvió de modelo para componer otros muchos en los siglos posteriores.

En el texto hay un doble paralelismo: «Eva / María» y «Virgen / Madre».

En las estrofas del canto se pide la mediación de la Madre, “Estrella del mar” «monstra te esse Matrem»,  a fin de conseguir la “meta tranquila y dichosa que perseguimos todos los mortales, la felicidad, felicidad que consiste en la visión beatífica, «Ut videntes lesum», y esto mediante una vida recta «Vitam puram», y un camino seguro, «Iter para tutum»”.

Una melodía antiquísima (s. XI) se encuentra en el Códice Mozárabe, núm. 173 (ms. Museo Británico, add. 30851) y publicada por Wagner enRassegna Gregoriana, I, p. 73. Otra es la transcrita por Anglés del Liber Consuetudinum del monasterio catalán de San Cugat, que reproduce la tonada que cantaban aquellos monjes en el siglo XII. La melodía silábica es la de las estrofas del famoso Judicii signum o Canto de la Sibila para la liturgia de la noche de Navidad.

Otra melodía para el Ave maris stella aparece, también, en el Liber Consuetudinum del monasterio de San Cugat del Vallés para las primeras Vísperas de la fiesta de la Conceptio Beate Marie. Según dice Mons. Anglés, que la reproduce en su obra “La Música a Catalunya fins del segle XIII”, «se separa totalmente de las conocidas hasta ahora». Su modalidad tiene un cierto deje extraño, que puede venir del canto mozárabe. Es notable su arcaísmo y su reciedumbre.

También se ha cantado de forma procesional con un estribillo: Sancta et Sancta Maria. Son bien conocidas las diversas composiciones polifónicas.

Hoy, 11 de febrero, pedimos que se muestre como Madre a todos los enfermos.

Cf. Silverio de Ibero / Juan García García / Enrique R. Panyagua en

Estudio del “Ave Maris Stella”

2 pensamientos en “El «Ave maris Stella»:
orando por los enfermos

  1. Tema digno de una grabación.
    Junto al himno de Teodulfo el mozárabe obispo consejero de Carlomagno están en carpetas para su desarrollo.
    En las Cantigas hay melodías que recuerdan el Ave maris Stella. También citas en sus poemas.
    El campo de estudio es inmenso.

    Y salud de los enfermos. Quien no lo estamos… desequilibrio del cuerpo, de mente, de amor.
    Hasta lograr la visión beatífica mentada. El galardón que pide Alfonso X, como recompensa por sus poemas de amor cantados, llamados cantigas.

  2. El “Oxford Handbook of Medieval Latin Literature” , editado por Ralph Hexter y David Townsend, es una colección de antiguas traducciones alemanas hechas por los editores y para sus alumnos de manuscritos antiguos incluyendo el Codex Sangallensis. El texto menciona un tal Notker der Deutsche de San Gallen, 959-1022. El libro mencionado está en ingles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *