El número <siete> en san Isidoro (I)

El número siete, es considerado por los sabios como perfecto porque consta del primer par y del primer impar; el primer impar es el tres, y el primer par el cuatro y de ambos juntos consta el siete, y multiplicadas estas partes dan el doce; porque tres cuatros o cuatro treses suman efectivamente doce.

Mas por el tres se declara el misterio de la Trinidad, y por el cuatro la operación de las virtudes, y así en estas cifras vemos se alza prima la obra de las virtudes por la figura de la Trinidad, y se llega a la noticia de la Santísima Trinidad, por la representación de las virtudes.

Significa este número en las Escrituras, ora todo el transcurso de esta vida, ora el descanso, ora también algunas veces, la unidad de la Iglesia. En cuanto a lo primero, viene aquello del salmo 118: Siete veces al día te alabé, esto es: en todo el tiempo. El mismo Profeta da a entender lo propio en otro lugar al decir (Salmo XXXIII, 1): Resuene siempre en mi boca la alabanza. Y así leemos en otro paso: Recibirá siete veces más en este siglo.

Se denomina, asimismo, al séptimo día santificado para el descanso del Señor, por eso se celebra desde la tarde del sábado, porque el descanso de la eterna bienandanza no se acaba con término alguno de tiempo.

2 pensamientos en “El número <siete> en san Isidoro (I)

  1. Numerología.
    Isidoro también pitagórico y heredero de “lo judío” con los números.
    Para hoy, saltando los 7 astros y las 7 virtudes y un largo etcétera, me quedo con la menorah y el lucernario sobre la mesa y el altar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *