Un pensamiento en “Perseverancia

  1. Las cosas que verdaderamente valen tienen un precio caro, no monetario, pero si, un precio que debemos pagar con esfuerzo, paciencia y constancia por alcanzar eso que vale tanto para nosotros, la Vida Eterna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *