Un pensamiento en “Sigue el <examen> veraniego

  1. Dones, sin duda. A pedir y pedir
    Quien es el chulo que se los puede atribuir…

    A veces los descubrimos en los demas, por ejemplo en madres esforzadas y compasivas. O en algunos curas (a ratos) cuando hay una entrega equilibrada.

    Se pueden ver en personas (ejemplares) que se mantienen en pié firmes ante el huracán de la vida.

    Si conoces alguno de estos casos, díselo a los demás, para valorarlo como si fuera un regalo del cielo. La virtud se contagia.
    Abrazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *