Sobre el primado del Papa de Roma:

catequesis de san Isidoro

“En lo que atañe a la igualdad de los Apóstoles, Pedro sobresale a los demás porque él mereció oír de labios del Señor Tú te llamarás Cefas, tu eres Pedro, etc. Y no de un cualquiera, del mismo Hijo de Dios y de la Virgen, recibió Pedro el primero de todos en la Iglesia de Cristo el honor del Pontificado. Al mismo le dijo también el Hijo de Dios después de resucitar: Apacienta mis corderos (Joan, XXI, 15), designando con el nombre de corderos a los prelados de la Iglesia. Y aunque la dignidad del poder pontifical se comunicó a todos los Obispos de las Iglesias católicas, de manera más especial, sin embargo, por singular privilegio al Pontífice Romano, como a cabeza, y que, por lo tanto, permanece para siempre más encumbrada sobre los otros miembros.

Quien, pues, no tributa al Romano Pontífice reverente obediencia, separado de la cabeza, se hace solidario del cisma de los Acéfalos. Esto afirma y sostiene la santa Iglesia como artículo de la fe católica, según vemos en el símbolo de la fe en la Santísima Trinidad, de San Atanasio: Y si cada quien no creyere esto fiel y firmemente, no podrá ser salvo. Estos breves puntos he señalado al desgaire a vuestra dulcísima caridad, teniendo presente la sentencia del filósofo: Poco basta al cuerdo”.

Isidoro Hisp. al obispo Eugenio, Ep. VIII 

Un pensamiento en “Sobre el primado del Papa de Roma:

  1. Cosas que sabemos:
    Cefas, después de las “lágrimas de Pedro” en la madrugada del viernes, es dentro del cuerpo místico la “otra” cabeza, la de la tierra, la de la Urbe, “Hércules con sus trabajos”, indigno pero con el Espíritu Santo, sede principal, cátedra.

    Cosas que no sabíamos bien:
    – El desvío de los Acéfalos.
    – “desgaire” (afectación, desaire, desprecio, descuido, desidia, desaliño)
    – Isidoro encarnando al filósofo “poco basta al cuerdo”. Aunque lo afirma como síntesis de un vasto acopio de sabiduría antigua, sentido común, y lucidez de maestro.

    Toca rezar y empatizar con P. Francisco.
    “tu eres Pedro”… apacentador de corderos… y cabritos
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *