2 pensamientos en “Un apotegma isidoriano

  1. Bendizer o PAI e dar graças é nosso dever SACERDOTAL de nascidos de novo.
    Os problemas fazem parte do nosso viver , pois a vida compõe-se de altos e baixos

  2. Bendiciones…. problemas… hablar de ello.
    Solo decir que un buen amigo acaba sus escritos o saludos diciendo … “bendiciones”.
    Y esas bendiciones son como imposiciones de manos, como caricias, dan luz.
    Por todo esto doy gracias, pues son bendiciones recibidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *