Sábado pascual mariano:
orando por la paz
y septenario de san Isidro

Aparición del Resucitado a su Madre (R. Strange, s. XVIII)

***

Oramos por la PAZ en esta jornada conmemorativa de la II Guerra mundial:

Señor santo, en tu poder está toda nuestra dicha:
concede a tus siervos la confianza en medio del mundo, la alegría en la paz,
lo necesario para vivir, la perseverancia en la fe, la limpieza en la castidad,
la sabiduría en la religión y la santa y púdica reverencia en el temor de Dios.
R/. Amén.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible;
tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo
un solo Dios, por los siglos de los siglos.
R/. Amén.

(Oratio ad Pacem / semana V del tiempo de Pascua)

AUDICIÓN:

Regina cœli / solemne (monasterio de Pluscarden, Escocia)

 

***

Sigue leyendo

San Miguel en mayo

 

El día 8 de mayo, ya en el s. V, estaba consagrado a san Miguel.
En algunos lugares, hoy día 6 de mayo, comienza un triduo al «Príncipe de la milicia celestial» (como era denominado en la tradición hispana).
Se ha recordado al arcángel en distintos lugares, sobresaliendo el Gargano (Sur de Italia) y el santuario cerca de Constantinopla (Michaelion, en Sosthenion).
En la Urbe, partir del s. VI, el mausoleo de Adriano (s. II), junto al río Tíber, pasa a ser un lugar de veneración de san Miguel (Sant’Angelo).
Su culto a lo largo del Año litúrgico se percibe en las diversas fechas que recuerdan su ministerio o sus apariciones: 8 mayo, 12 junio, 6 septiembre, 8 noviembre, 12 noviembre, etc. El Rito hispano celebró solemnemente a san Miguel el 29 de septiembre.

 

Ant. Ecce Micahel, princeps militie celestis, veniet in adiutorium nostrum ut salventur qui in libro vite scripti sunt.
Ant. Viene Miguel, príncipe de la milicia celeste, en nuestra ayuda para que sean salvados aquellos cuyos nombres están escritos en el Libro de la Vida.
***

 

El arcángel san Miguel en un «beato» mozárabe

 

Lugares de peregrinación en Europa a san Miguel:

 

***

Sigue leyendo

Haciendo amigos… San Pirminius

San Pirminius y san Benito flanqueando el Misterio de la Cruz
***

 

 

Detalle del ministerio de Pirminio, el visigodo-mozárabe, en la iglesia de Murbach (Alsacia, Francia).
***

 

AGENDA:
Reservamos la mañana de este sábado, 8 de mayo ’21,
para la FORMACIÓN que ofrece la Asociación Gothia (12 h.)
El tema es interesante y muy práctico:
«La misa en el Rito Hispano-mozárabe«
a cargo del P. Carlos Pérez Criado.
Es una oportunidad para difundir el enlace:

 

***

 

ESTRUCTURA de la MISA:

 

FORMACIÓN (en inglés):

Mozarabic Rite (English) en <Catholic Encyclopedia>

Rito mozárabe (en inglés)

 

 

Dios Trino y Uno (I)

Quien ve al Hijo ve al Padre (cf. Jn 14,9)

 

****

 

En este tiempo pascual
renovamos con fe nuestra fe trinitaria bautismal:

 

«Creemos en un solo Dios,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
Creador de las cosas visibles
—como es este mundo
en que pasamos nuestra breve vida—
y de las cosas invisibles
—como son los espíritus puros,
que llamamos también ángeles—
y también Creador,
en cada hombre,
del alma espiritual e inmortal».

 

(Credo del Pueblo de Dios 8)
***

 

 

Sigue leyendo

La Cruz Gloriosa en mayo

Cincuenta días de celebración continua
de la victoria de Cristo, el León de la tribu de Judá:

«Creemos que nuestro Señor Jesucristo
nos redimió,
por el sacrificio de la cruz,
del pecado original
y de todos los pecados personales
cometidos por cada uno de nosotros,
de modo que se mantenga
verdadera la afirmación del Apóstol:
Donde abundó el pecado sobreabundó la gracia
(cf. Rom 5,20)».

(Credo del Pueblo de Dios, 17)

 

Sigue leyendo

V domingo de Pascua

La fiesta de la Pascua Ortodoxa en el año 2021 se celebra hoy: 2 de mayo.
En esta fecha se conmemora la resurrección de Jesús y marca el final de la Cuaresma para los ortodoxos. 
La noche anterior al Domingo de Pascua (Gran Sábado), los fieles asisten a la vigilia pascual para celebrar la resurrección de Cristo con lámparas encendidas. 

 

Entre los rusos, después de la misa de Pascua es costumbre cenar los platos típicos, prohibidos durante la Cuaresma:
queso, huevos y kulichs (bizcochones de Pascua). 
Los festejos populares de Pascua incluyen procesiones y el intercambio de los típicos huevos de Pascua.
El huevo es memoria de la vida de Cristo Resucitado y simboliza el circulo de la vida desde el nacimiento hasta la muerte. 

 

Más de 200 millones de cristianos ortodoxos utilizan un calendario litúrgico diferente al de la Iglesia católica.
Esto es debido a que la Iglesia ortodoxa se guía por el antiguo calendario juliano, nosotros por el gregoriano.

Huevos de Pascua teñidos de rojo sangre: el Resucitado es el Crucificado

***

Textos de la Misa hispano-mozárabe para este domingo:

Textos propios de la misa del V domingo de Pascua

 

 

***

Bibliografía:
Georges MARTIN,
« Hilando un reinado. Alfonso VI y las mujeres »,
e-Spania [en línea], 10 dic 2010. URL :  e-Spania

 

***

Sigue leyendo

san José obrero

San José, Custodio del Redentor, es celebrado por el Rito hispano el día 3 de enero

 

***

 

En el Jubileo de los Trabajadores en el 2000, el Papa san Juan Pablo II:
 “Queridos trabajadores, empresarios, cooperadores,
agentes financieros y comerciantes,
unid vuestros brazos, vuestra mente y vuestro corazón
para contribuir a construir una sociedad que respete al hombre y su trabajo”.

 

El 1 de mayo se celebra la memoria de San José Obrero,
patrono de los trabajadores,
fecha que coincide con el Día Mundial del Trabajo.
Esta celebración litúrgica fue instituida en 1955 por el Siervo de Dios, Papa Pío XII.

 

***

 

 

***
Formación histórica: los visigodos

 

 

Martes, Misa Mozárabe

Celebración en Rito hispano (capellanía mozárabe de Alcalá, Madrid)

***

El sacrificio celestial instituido por Cristo es verdaderamente el don de su nueva alianza que nos dejó en herencia, como prenda de su presencia entre nosotros, la misma noche en que iba a ser entregado para ser crucificado. Éste es el viático de nuestro camino, con el cual nos alimentamos y nutrimos durante el peregrinar de nuestra vida presente, hasta que salgamos de este mundo y lleguemos al Señor; por esto decía el mismo Señor: Si no coméis mi carne y no bebéis mi sangre, no tendréis vida en vosotros. 

Quiso, en efecto, que sus beneficios permanecieran en nosotros, quiso que las almas redimidas con su sangre preciosa fueran continuamente santificadas por el sacramento de su pasión; por esto mandó a sus fieles discípulos, a los que instituyó también como primeros sacerdotes de su Iglesia, que celebraran incesantemente estos misterios de vida eterna, que todos los sacerdotes deben continuar celebrando en las Iglesias de todo el mundo, hasta que Cristo vuelva desde el cielo, de modo que, tanto los mismos sacerdotes como los fieles todos, teniendo cada día ante nuestros ojos y en nuestras manos el memorial de la Pasión de Cristo, recibiéndolo en nuestros labios y en nuestro pecho, conservemos el recuerdo indeleble de nuestra redención.

(San Gaudencio de Brescia, Tract. 2, s. IV)

Sigue leyendo