Creación invisible

 
Antiguos calendarios recordaban el 8 de mayo
-desde su víspera-
la «Apparitio Michaelis» o
intervención del arcángel san Miguel:
el mundo angélico en relación con la creación visible.

El Credo nos transmite la enseñanza bíblica: Dios es creador.

En la liturgia hispana, como en el resto de las liturgias cristianas,
los ángeles aparecen alabando a Dios, tres veces santo:

Agios, Agios, Agios.

 
El «Compendio» del Catecismo
-en los números siguientes-
nos ofrece esta síntesis a las preguntas
acerca de la creación «invisible»:

 

59. ¿Qué ha creado Dios?

La Sagrada Escritura dice: «en el principio creó Dios el cielo y la tierra» (Gn 1, 1). La Iglesia, en su profesión de fe, proclama que Dios es el creador de todas las cosas visibles e invisibles: de todos los seres espirituales y materiales, esto es, de los ángeles y del mundo visible y, en particular, del hombre.

 

 

60. ¿Quiénes son los ángeles?

 

Los ángeles son criaturas puramente espirituales, incorpóreas, invisibles e inmortales; son seres personales dotados de inteligencia y voluntad.
Los ángeles, contemplando cara a cara incesantemente a Dios,
lo glorifican,
lo sirven
y son sus mensajeros
en el cumplimiento de la misión de salvación para todos los hombres.

 

61. ¿De qué modo los ángeles están presentes en la vida de la Iglesia?

 

La Iglesia se une a los ángeles para adorar a Dios, invoca la asistencia de los ángeles y celebra litúrgicamente la memoria de algunos de ellos.
«Cada fiel tiene a su lado un ángel como protector y pastor para conducirlo a la vida»
(San Basilio Magno)

 

 

74. ¿Qué es la caída de los ángeles?

 

Con la expresión «la caída de los ángeles» se indica que Satanás y los otros demonios, de los que hablan la Sagrada Escritura y la Tradición de la Iglesia, eran inicialmente ángeles creados buenos por Dios, que se transformaron en malvados porque rechazaron a Dios y a su Reino, mediante una libre e irrevocable elección, dando así origen al infierno. Los demonios intentan asociar al hombre a su rebelión contra Dios, pero Dios afirma en Cristo su segura victoria sobre el Maligno.

***

 

Los ángeles celebran la liturgia celeste en torno a Cristo Sacerdote. Ahora bien:
 
209. ¿Qué se entiende por cielo?

 

Por cielo se entiende el estado de felicidad suprema y definitiva. Todos aquellos que mueren en gracia de Dios y no tienen necesidad de posterior purificación, son reunidos en torno a Jesús, a María, a los ángeles y a los santos, formando así la Iglesia del cielo, donde ven a Dios «cara a cara» (1 Co 13, 12), viven en comunión de amor con la Santísima Trinidad e interceden por nosotros.
«La vida subsistente y verdadera es el Padre que, por el Hijo y en el Espíritu Santo, derrama sobre todos sin excepción los dones celestiales. Gracias a su misericordia, nosotros también, hombres, hemos recibido la promesa indefectible de la vida eterna»
(San Cirilo de Jerusalén).

 

234. ¿Quién celebra la liturgia del cielo?

 

La liturgia del cielo la celebran los ángeles, los santos de la Antigua y de la Nueva Alianza, en particular la Madre de Dios, los Apóstoles, los mártires y «una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas» (Ap 7, 9).

Cuando celebramos en los sacramentos el misterio de la salvación, participamos de esta liturgia eterna.

 

 

Sobre el arca de la alianza o propiciatorio estaban esculpidos dos ángeles. Nosotros seguimos la costumbre bíblica representando -simbólicamente- estos seres personales invisibles:

 

446. En el Antiguo Testamento, el mandato «no te harás escultura alguna» prohibía representar a Dios, absolutamente trascendente. A partir de la encarnación del Verbo, el culto cristiano a las sagradas imágenes está justificado (como afirma el II Concilio de Nicea del año 787), porque se fundamenta en el Misterio del Hijo de Dios hecho hombre, en el cual, el Dios trascendente se hace visible. No se trata de una adoración de la imagen, sino de una veneración de quien en ella se representa: Cristo, la Virgen, los ángeles y los santos.

 

 

 

Para ampliar el tema se pueden leer estos nn. del Catecismo de la Iglesia:
325-336.350-352. 391-395.414.1023-1026.1053.1138-1139.2129-2132.2141.

 

1 comentario en “Creación invisible

  1. Lo de los ángeles y arcángeles es fascinante, aunque les tengamos un poco de lado y busquemos mejor consuelo en un buen amigo.
    Voy a equilibrar esta balanza de apoyos, que no somos de piedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *