«Lumen Christi», Luz de Cristo

 

«El cirio pascual, por la veracidad del signo, ha de ser de cera,
nuevo cada año, único, relativamente grande, nunca ficticio,
para que pueda evocar realmente que Cristo es la luz del mundo«
(Fiestas Pascuales, n. 82).

 

«En las exequias, el cirio pascual se ha de colocar junto al féretro,
para indicar que la muerte del cristiano es su propia Pascua«
(Fiestas Pascuales, n. 99).

 

Mosaico de la Cruz Gloriosa en la Capilla sobre el Monte Calvario
(Basílica de la Anástasis, Jerusalén)

 

***
Hoy, día de san Juan de Ávila, rezamos por nuestros presbíteros
y las vocaciones al ministerio pastoral.

 

MAÑANA, martes, al término de la Misa en Rito Hispano (19 h.)
se impondrá la medalla a los nuevos miembros de Gothia 
y a aquellos que todavía no la tengan.
Os animamos a todos a acudir para acompañar a nuestros nuevos hermanos.

 

 

Sobre mozárabes: 

Cristianos en Al-Andalus

 
***

SEPTENARIO de san Isidro
como preparación a la fiesta del labrador mozárabe:

Día 3.-

En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, luz y paz.
Demos gracias a Dios.

In nomine Domini nostri Iesuchristi, lumen cum pace. Deo gratias. 

Jesucristo, que nos has dado en san Isidro un testimonio firme
de familia bendecida por Dios con su esposa María y su hijo Illán.
La Iglesia festeja tu victoria pascual y te aclama:
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya! 

 

Jesús, Cordero degollado en tu muerte, pero erguido en tu resurrección, por la que te has hecho digno de tomar el libro para abrir sus sellos. Kyrie eleison. 
Jesús, Cordero a quien pertenece la salvación del mundo por salvar de la muerte a los sellados como siervos de Dios. Kyrie eleison. 
Jesús, Cordero que te has convertido en nuevo Templo al asumir nuestra carne, y morir y resucitar para siempre. Kyrie eleison. 

 

Pedimos por nuestras familias, por los enfermos, los difuntos y por NN…

 

Señor Jesucristo todopoderoso,
sabemos que eres el creador de las almas y de los cuerpos,
confesamos que serás el juez de vivos y muertos,
sabemos que el cielo, la tierra y el infierno se estremecen en tu presencia;
escribe en las páginas del cielo los nombres mencionados;
escribe nuestros nombres con tu dedo en el libro de la vida tal y como escribiste la ley.
R/. Amén.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos,
y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos.
R/. Amén.

(Cf. Oración hisp-moz de la semana V de Pascua)

 

Santa María, Reina de la familia,
ruega por nosotros.
San José, esposo de María,
ruega por nosotros.
San Isidro y santa María, esposos madrileños,
rogad por nosotros.
San Juan de Ávila,
ruega por nosotros.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *