2 pensamientos en “Reaccionar positivamente

  1. Se nos ofrece una torre, una fortaleza, un campanario de una antiguo templo de un pueblo que ahora es de Madrid, y un versículo de Pablo a los Romanos.

    Lucha del bien contra el mal en recuerdo del dualismo; bien, mal, luz, oscuridad, de las religiones orientales contemporáneas de los gentiles con los que hablaba Pablo. Y pide ayuda para luchar.

    Me llama la atención que se nos ofrezca primero la imagen de la torre, construcción del hombre que se eleva al cielo, deseo universal desde el origen de los tiempos. Torre que el Creador tiró abajo para recordar a la humanidad que vive en la tierra de enfermedad y muerte.

    Las recias paredes de la erecta torre son fortaleza protectora, pero también encierro de prisión y encarcelamiento de la soledad.
    Cuando sentimos el alma empobrecida, por el deseo no siempre cumplido de alcanzar lo mas alto, podemos hacer la labor de mirar al interior, mirar con humildad hacia dentro. La torre nos invita, desde lejos, a mirar adelante y a tener una referencia.
    Buscar una torre en lo profundo del bosque, en lo intrincado de la ciudad, para que nos oriente en esa lucha, la “fortaleza para vencer con el bien el mal”.

    Pensamientos que surgen tras la propuesta intencionada de asociar la imagen y este versículo…

  2. La abundancia de cizaña sólo puede contrarrestarse con abundancia de buena doctrina:

    Venciendo al mal con el bien, con un ejemplo de vida y coherencia de conducta.

    Perdonar no cambia el pasado pero nos pone en una mejor posición para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *