Martirio de san Juan Bautista

El antiguo calendario mozárabe cordobés dice del 24 de sept.:
In ipso est Latinis festum decollationis Iohannis, filii Zaccharie. 
El actual Misal del Rito Hispano mantiene la antigua fiesta joánica –coincidiendo con los días del equinocio- y celebra la decapitación del Precursor el 24 de septiembre.
El sabio monje Ferotin comenta que los bizantinos celebran en este día la concepción de san Juan Bautista.
En el actual Missale Hispano-Mozarabicum la celebración de su nacimiento (24 junio) tiene el rango de solemnidad;
el domingo anterior a la misma se conoce como “Domingo que precede al nacimiento de san Juan Bautista”.
El hijo del sacerdote Zacarias recibe dos títulos peculiares:
angelus (mensajero o enviado) y
amicus Sponsi (Jn 3, 29), amigo del Esposo.

 

Recordemos que el Rito hispano recuerda profusamente, también, al Bautista
en los tiempos de Adviento y Navidad –I domingo de adviento y Epifanía–,
donde destaca su relación con Cristo: la amistad.

 

 

Misa en Zamora:

 

23 de septiembre…

Dormición de la Virgen (Poblet, Tarragona)

***
Hoy se cumplen 40 días de la Asunción de María;
recordamos:
la Vigilia hispana del martirio de san Juan Bautista
a Santa Tecla de Iconio, discípula de san Pablo (s. I)
a San Eunan de Iona (+ 704)
y a San Pío (+ 1968)

 

«Te llevo tatuado en la palma de mis manos; tus sendas están siempre ante Mí»(Is 49,16)
***
Repetimos esta invocación: 

 

«Desbordo de gozo con el Señor,  
y me alegro con mi Dios» (Is 61,1ss) 

 JMJ Lisboa 23

En torno al equinoccio de otoño se celebra en el Rito hispano la muerte de san Juan Bautista.
La tradición señala comer almojábanas con la familia y los amigos ¡Manos a la masa!

 

El Padrenuestro y los siete amenes…

En la Misa en Rito hispano celebrada cada semana en Madrid se canta la oración del Señor y el pueblo responde a cada una de las siete peticiones del padrenuestro con el canto <Amén>; asimismo, durante esta plegaria, puede orar con las manos extendidas in modum crucis.

En todas las liturgias, orientales y occidentales, la recitación solemne del Padrenuestro está claramente relacionada con el acto de la comunión: es, sin duda alguna, el elemento que más ayuda a los fieles a recibir la Eucaristía.

El Catecismo recuerda que el Señor confió a sus discípulos y a su Iglesia la oración cristiana fundamental… San Mateo presenta una versión desarrollada con siete peticiones (cf Mt 6, 9-13).

La tradición litúrgica de la Iglesia ha conservado el texto mateano (cf. n. 2759). Y, añade, que de la fe inquebrantable “brota la esperanza que suscita cada una de las siete peticiones. Estas expresan los gemidos del tiempo presente, este tiempo de paciencia y de espera” (n. 2772). “El Espíritu filial hace surgir de nuestros corazones siete peticiones, siete bendiciones.

Las tres primeras, más teologales, nos atraen hacia la Gloria del Padre; las cuatro últimas, como caminos hacia Él, ofrecen nuestra miseria a su gracia” (n. 2803).

Para concluir: “Con el “Amén” final expresamos nuestro “fiat” respecto a las siete peticiones: <Así sea>” (n. 2865).

La tradición hispana, representada por Isidoro de Sevilla -en la época visigótica- y Beato el Lebaniense -en tiempos mozárabes- había subrayado la misma idea

Sigue leyendo

Traslación solemne del Evangeliario (I)

Celebración solemne en Toledo

Ya desde el s. V, en Oriente, el canto del Evangelio de la Misa se realiza entre luces; poco más tarde, la costumbre llega a Occidente. Parece que el uso del incienso como gesto de veneración al Evangelio aparece en el siglo VI. Estos elementos, con la cruz y la admonición al silencio, aparecen en la secuencia que precede a la lectura del Evangelio según la descripción que el Antifonario de León hace de la Vigilia Pascual (AL 285 f. 175).

En la tradición hispana el Libro de los Evangelios -que se encuentra sobre el altar- es llevado cubierto -con el coopertorium operimentum– por el diácono al lugar de su proclamación. Avanza precedido por la cruz y los cirios.

Sigue leyendo

Dar y darnos

***

Bizancio en Hispania

Bibliografía:

Cf. F. J. Presedo Velo,  
La España bizantina,  
Sevilla 2003.
Sobre las influencias bizantinas en la celebración hispana: pp. 114 ss. 

Jorge Morín de Pablos 
Estudio Histórico-Arqueológico de los Nichos y Placas-Nicho de Época Visigoda en la Península Ibérica: 
origen, funcionalidad e iconografía,
Madrid 2016. 

Placa-Nicho de Salamanca

El corazón de la semana es la eucaristía dominical

En este domingo XXV del tiempo durante el año escucharemos
el segundo anuncio de la Pasión del Señor (Mc 9,30-37).

¡Invitemos a otros a participar los martes en la Misa del Rito Hispano!
Basílica de la Concepción de Ntra. Sra.  c/ Goya 26 – Metro Velázquez /Madrid

***

Bibliografía:
F. Rivas Rebaque,  
De la casa a la basílica: espacio social y vida 
comunitaria en el cristianismo primitivo (ss. I-IV),  
Salmanticensis 62 (2015) 103-137

 

Arte visigodo

Arte visigodo: orfebrería

Turismo prerrománico

 

Sancta Maria (Enya)

 

***

ORACIÓN HISPANA POR LA PAZ

Con insistentes plegarias imploramos tu misericordia, oh Señor:
porque Tú das la paz, eres la verdadera paz, pacificas el universo;
y todos los que permanecen en tu paz perseveran haciendo el bien. Amén

Porque Tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible;
Tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo,
un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración «ad Pacem» del XV Domingo de Cotidiano.

 

Santa Hildegarda de Bingen

Esta santa germánica polímata (+ 1179) fue contemporánea de nuestros santos Isidro y María.
Destaca por su amor a la Sagrada Escritura
(especialmente los Profetas y los libros del NT:  Evangelio de San Juan y el Apocalipsis).
Además del mundo clásico romano, en sus obras se refleja el conocimiento de San Agustín y de San Isidoro de Sevilla.
Esta Doctora de la Iglesia recibe especial veneración entre las monjas benedictinas españolas.
De su obra musical, iniciada en la década de los años 1150, se conservan más de 70 piezas recopiladas en la Symphonia armoniae celestium revelationum (Sinfonía de la Armonía de Revelaciones Divinas), y un auto sacramental cantado, titulado Ordo virtutum.

 

Al inicio de curso invocamos con ella la gracia del Espíritu Santo:

 

O Ignis Spiritus

(latín con sub. en español)

 

Sigue leyendo

Para contemplar a Jesús:
un septenario

Una manera de oración:

Buscar en la Biblia estos siete pasajes cristológicos y dedicar a cada uno de ellos unos momentos de silencio.

***

El próximo martes retomamos la celebración de la Eucaristía en Rito hispano en Madrid.
Conviene recordar, para nuestra formación, algunos detalles.
Nos fijamos hoy en la «Confracción» o gesto central de partir el Pan.
Los diferentes Ritos o familias litúrgicas de la Iglesia han realizado con diversa expresividad este gesto realizado por el mismo Cristo.

Todavía en la España de principios del siglo XIII se mantenían dos tradiciones hispanas en la fracción del Pan antes de la comunión de Misa, según da testimonio Jacobo de Vitry, Obispo de Túsculo:

 

«Los cristianos que están en África y los que en España moran bajo los sarracenos,
que llamamos mozárabes,
confeccionan el Sacramento del altar con Pan ácimo…
y dividen la Sagrada Eucaristía unos en siete partes y otros en nueve».

 

  1. D.Vitry,

Historia orientalis et occidentalis, lib. I, cap. 81.

En una nota del Ritual episcopal llamado Liber Ordinum (Aem 56, fol 139v, s. XI)
aparece la fracción en siete partes:
I Corporatio, II Nativitas, III Passio, IV Mors, V Resurrectio, VI Gloria, VII Regnum.
Y añade:
Hec sunt septem signacula (Estos son los siete sellos).

***