La Biblia

 

El III Domingo del Tiempo Ordinario está «dedicado a la celebración, reflexión y divulgación de la Palabra de Dios.

 

Este Domingo de la Palabra de Dios se sitúa en un momento oportuno de ese periodo del año, en el que estamos invitados
fortalecer los lazos con los judíos
y a rezar por la unidad de los cristianos.

 

No se trata de una mera coincidencia temporal:
celebrar el Domingo de la Palabra de Dios expresa un valor ecuménico, porque la Sagrada Escritura indica a los que se ponen en actitud de escucha el camino a seguir para llegar a una auténtica y sólida unidad» (Papa Francisco).

 

El número DOCE

El número tiene que ver con la medida del tiempo:
el año consta de 12 meses y el día de 24 (12+12) horas.

Actualmente, cada hora se divide en 5 × 12 minutos, y cada minuto en 5 × 12 segundos.
En la Biblia el 12 evoca a los hijos de Israel (Jacob), origen de las tribus (Gn 42,32 Ex 24,4).
Una docena de piedras adornaban el pectoral del Sumo Sacerdote de los judíos (Ex 28,21).
Jesús elige a los Doce dándoles el nombre de apóstoles (Mc 3,14) que juzgarán el mundo (Lc 22,30).
Tiene a su disposición doce legiones de ángeles (Mt 26,53).

El número <doce> aparece unas veinte veces en el libro del Apocalipsis.

Algunos pocos ejemplos significativos:
12,1 … y sobre su cabeza una corona de doce estrellas
21,12 … Tenía un muro grande y alto con doce puertas;
y en las puertas, doce ángeles, y nombres inscritos,
que son los de las doce tribus de los hijos de Israel
22,2 … el árbol de vida, que produce doce frutos

Por otra parte, <veinticuatro> es dos veces doce y significa la plenitud de autoridad y representación:
los veinticuatro ancianos (4,4, etc.) y los veinticuatro tronos (4,4; 11,16).

***

Hoy celebramos la conversión de san Pablo.
No perteneció al numero de los Doce
pero fue elegido como Apóstol del Señor.

Formación mensual

¿Te interesa estar bien formado como creyente?
Ofrecemos esta posibilidad con un encuentro mensual
***
Basílica Concepción de Ntra. Sra.
1 Febrero, sábado, 12 h
Salón parroquial.
«La eterna revancha del hombre,
La arquitectura de san Baudelio de Berlanga»
David MONTERO, arquitecto.

 

c/ Goya 26  Madrid
***
Asociación Hispano-Mozárabe <Gothia>

 

La Palabra de Dios: escuela para la oración

¿Cómo puedo dejarme formar por el Espíritu Santo
y así llegar a ser capaz de entrar en la atmósfera de Dios,
de rezar con Dios?

¿Cuál es esta escuela en la que él me enseña a rezar,
donde dirigirme a Dios de modo justo?

La primera escuela para la oración
es la Palabra de Dios, la Sagrada Escritura.
[en ella] el hombre aprende a aceptar conocer a Dios,
a hablar con Dios.
Existe además otro precioso «espacio»,
otra preciosa «fuente» para crecer en la oración,
una fuente de agua viva
en estrechísima relación con la precedente.
Me refiero a la liturgia,
que es un ámbito privilegiado
donde Dios habla a cada uno de nosotros,
aquí y ahora, y espera nuestra respuesta.

***

Hoy, martes, nos encontramos en la liturgia hispana.
Podemos invitar a algún amigo para que participe.

***

El próximo domingo es la Jornada «de la Palabra de Dios».
Propósito: Regalar una Biblia a una nueva familia que se casa o
a quien sepas que no tiene un ejemplar en casa.

 

Discípulos del Maestro:
dando razón de nuestra fe

Los cristianos no deben aguardar una invitación para llevar la Buena Noticia de Jesucristo
a quienes andan buscando respuestas a sus preguntas,
un alimento espiritual que les satisfaga, el agua viva.
Los cristianos, alimentados por la palabra y los sacramentos,
deben salir para llevar el Evangelio a todos los ámbitos de la vida cotidiana.
Nosotros, que tenemos la gracia de creer en Cristo,
revelador del Padre y Salvador del mundo,
debemos enseñar a qué grado de interiorización nos puede llevar la relación con él.
La llamada del cristianismo se ha de manifestar, en primer lugar,
a través del testimonio de los miembros de la Iglesia,
de su confianza, su calma, su paciencia y su optimismo,
y de su amor concreto al prójimo.
Todo ello, fruto de una fe alimentada en la oración personal auténtica.

***
Mañana, martes, nos reunimos a las 19 h.
en la Basílica de la Concepción de Ntra. Sra.
c/ Goya 26 Madrid
para la celebración de la Misa en Rito Hispano-Mozárabe.
¡Una ocasión para la oración comunitaria!

 

Corresponsables de la misión:
abriendo ventanas al mundo

Valdelateja, Burgos

Este domingo,
cuando participemos en la misa parroquial,
podemos revisar nuestro compromiso cristiano.

“Además de los catequistas,
hay que recordar las demás formas de servicio
a la vida de la Iglesia y a la misión, así como otros agentes:
animadores de la oración,
del canto y de la liturgia;
responsables de comunidades eclesiales de base
y de grupos bíblicos;
encargados de las obras caritativas;
administradores de los bienes de la Iglesia;
dirigentes de los diversos grupos
y asociaciones apostólicas;
profesores de religión en las escuelas.
Todos los fieles laicos deben dedicar a la Iglesia parte de su tiempo,
viviendo con coherencia la propia fe”.

(RM 74)

***

Oramos por la unidad
pero ¿somos, también, instrumentos de unidad y de paz?

El “día del Señor”: “señor de los días”. 

«Ángel de la Resurrección» (Adi Holzer)

«La Iglesia, por una tradición apostólica, que trae su origen del mismo día de la Resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón «día del Señor» o domingo.

En este día los fieles deben reunirse a fin de que, escuchando la palabra de Dios y participando en la Eucaristía, recuerden la Pasión, la Resurrección y la gloria del Señor Jesús y den gracias a Dios, que los «hizo renacer a la viva esperanza por la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos» (1 Pe, 1,3).

Por esto el domingo es la fiesta primordial, que debe presentarse e inculcarse a la piedad de los fieles, de modo que sea también día de alegría y de liberación del trabajo….el domingo es el fundamento y el núcleo de todo el año litúrgico» (SC 106).

***

Sigue leyendo

Tengamos presente en nuestras oraciones
a la Iglesia
en la unidad del Espíritu Santo

Mañana comienza el octavario o 
Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 
(18 al 25 enero).
***

 

Hoy, día de san Antonio de Egipto,
oramos también por por el pueblo judío,
el primero a quien Dios habló desde antiguo por los profetas.
Para que el Señor
acreciente en ellos el amor de su nombre y la fidelidad a la alianza.
Dios todopoderoso y eterno,
que confiaste tus promesas a Abraham y su descendencia,
escucha con piedad las súplicas de tu Iglesia,
para que el pueblo de la primera alianza
llegue a conseguir en plenitud la redención.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

***