<Rosh Hashanah>: Ayuno judío del día noveno de Av.

21 sept

Rosh ha-shaná, es el año nuevo judío, el cual es conmemorado por la mayoría de los judíos dondequiera que se encuentren. Se conmemora el día en que Dios creó el mundo o según otros el día de la creación del hombre; y es a partir de este día cuando se cuentan los años, con lo que estaríamos en el año de 5778. Este día el shofár se toca durante la plegaria matutina. El sonido de este cuerno, casi siempre de carnero, llama a los judíos a la meditación, al autoanálisis y a retomar el camino de justicia (Teshuvá). Es el primero de los días del regreso e introspección, de balance de los actos y de las acciones realizadas, de plegaria y sensibilidad especiales que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón).

También se conoce como el Día del Toque del Shofár y como el Día del Juicio porque ese día Dios juzga a los hombres, abriendo tres libros: uno, con los malos (quienes quedan inscritos y sellados para la muerte); otro, con los buenos (quienes quedan inscritos y sellados para la vida), y el tercero, para quienes serán juzgados en Yom Kippur.

Rosh Hashaná (Comienzo del año), junto con Yom Kippur (Día del perdón), forman en la tradición judía una unidad llamada Yamim Noraim (Días terribles), por ser el momento en que Dios juzga al mundo y decreta lo que sucederá en el transcurso del nuevo año.

Los salmos: Palabra de Dios para toda ocasión

La Palabra de Dios no es sólo instrumento de evangelización, sino el contenido mismo del Mensaje. Para que resulte eficaz en el corazón humano, no basta con un mayor conocimiento intelectual y cultural de la Biblia ni, por supuesto, es adecuada una exégesis de carácter racionalista. Nos hace falta una lectura sapiencial o espiritual, hecha en la Tradición de la Iglesia, de modo que la Escritura sea viva Palabra de Dios. Es necesario que la escucha de la Palabra se convierta en un encuentro vital, en la antigua y siempre válida tradición de la “lectio divina”, que permite encontrar en el texto bíblico de la Palabra que interpela, orienta y modela la existencia.

Comenzaremos -con el amplio tema de los Salmos- el miércoles 4 de octubre 2017 -a las 19 h.- en los salones de la Parroquia de la Concepción de Ntra Sra c/ Goya 26 Metro: Velázquez.

Sobre el matrimonio cristiano

(4, 5) Acerca de la velación conyugal preguntas
si la doncella desposada con uno,
puede tomarla otro en matrimonio.
Prohibimos de todas maneras que se haga tal cosa,
pues la bendición que el sacerdote da a la futura esposa,
sería para los fieles sacrilegio si se violase.

De la Epístola de san Siricio, papa,
a Himerio, obispo de Tarragona, 10.II.385

En el siglo IV, en España,
ya aparece en el matrimonio
la velación
y la bendición del sacerdote:
expresiones de la sacralidad del vínculo.

Palabra de Dios y piedad popular

Directorio sobre la piedad popular y la liturgia. Principios y orientaciones (2002) n. 87:
La Palabra de Dios, contenida en la Sagrada Escritura, custodiada y propuesta por el Magisterio de la Iglesia, celebrada en la Liturgia, es un instrumento privilegiado e insustituible de la acción del Espíritu en la vida cultual de los fieles.

Como en la escucha de la Palabra de Dios se edifica y crece la Iglesia, el pueblo cristiano debe adquirir familiaridad con la Sagrada Escritura y llenarse de su espíritu, para traducir en formas adecuadas y conformes a los datos de la fe, el sentido de piedad y devoción que brota del contacto con el Dios que salva, regenera y santifica.

Sigue leyendo

Lutero y tres antípodas

por Olegario González de Cardedal

La interpretación de Lutero en los últimos siglos ha estado determinada por los tres hechos siguientes. En primer lugar, viéndole en mera contraposición con la iglesia católica; en segundo lugar, se ha situado su obra como una simple secuencia de los movimientos culturales y religiosos anteriores: Renacimiento, Humanismo, Reforma, como si los tres estuvieran en continuidad directa, cuando es solo lateral y secundaria. Lutero acoge el Humanismo pero su proyecto es bien distinto.
El tercer hecho decisivo en su comprensión es haberle situado, bien como un resto de la oscura Edad Media, que habría que superar o como el real iniciador de la modernidad en filosofía con la libertad de pensamiento, en política con la autonomía del individuo y de las naciones. Entretanto su aventura personal y su mensaje han quedado en la sombra. ¿Cuál es el núcleo de su mensaje específicamente religioso?

Sigue leyendo