<Sacrificium>: canto procesional

Procesión de ofrendas -al canto del Sacrificium- en la fiesta de san Pelayo (Oviedo, 2019)

En la celebración eucarística los dones de pan y vino eran, antiguamente, depositados en el donarium y llevados al altar por los ministros durante el canto de ofrendas denominado Sacrificium.

Isidoro de Sevilla nos muestra que la liturgia visigótica no era ajena a este despliegue simbólico; es más, indica un paralelismo con la procesión con el Evangeliario.

De idéntica costumbre, en época mozárabe, se hace eco Beato de Liébana:

 

<Se llevan cirios
cuando se lee el Evangelio o
se presentan las ofrendas para el sacrificio>

 

El texto de san Isidoro (Etym. VII 12, 29s), al que luego sigue Beato (Com. Apoc. II, Prologus 4, 79ss, 140), describe al ceroferario como ‘el que lleva el cirio’:

«Acolythi Graece, Latine ceroferarii dicuntur, a deportandis cereis, quando legendum est Evangelium, aut sacrificium offerendum».

En román paladino:

«Lo que los griegos llaman “acólito”, es en latín ceroferario, porque lleva las velas de cera cuando va a leerse el Evangelio o a ofrecerse el sacrificio».

***

Hoy se cumplen 15 años de la muerte de san Juan Pablo II.
A él le encomendamos nuestros enfermos y moribundos
y todos los que sirven con su trabajo a la comunidad social.

Invocaciones litánicas de esperanza por los moribundos

La caridad hacia el prójimo urge a los cristianos a que expresen la comunión con los hermanos que van a morir, implorando con ellos y por ellos la misericordia de Dios y la confianza en Cristo.

Los orantes encontrarán en estas plegarias una fuente de consuelo, don del Espíritu, al descubrir el sentido pascual de la muerte cristiana.

— Acoge, Señor, en tu Reino a tu siervos para que alcance la salvación,
que espera de tu misericordia.

R. Amén.

 

Sigue leyendo

Una manera de ayunar:
reducir el despilfarro

  

Estos días de Cuaresma están siendo una escuela para todos.
Estamos aprendiendo a vivir con menos cosas
y a vivir más para los demás.
En este tiempo de ayuno
podemos alimentarnos más de la Palabra de Dios
y de la comunicación con los familiares y los amigos:
una llamada, un mensaje, un correo…
Estas son expresiones de comunión
y levantan el ánimo de unos y otros.

***

Mañana NO hay Misa hispano-mozárabe
pero podemos orar despacio
con esta Plegaria eucarística
del venerable Rito:

En la IV semana de Cuaresma:
Plegaria Eucarística

  Sigue leyendo

Domingo cuaresmal de Lázaro:
la vida para el mundo

El Maestro está ahí y te llama.
Al rezar la oración dominical podemos decir:

 

Buen Jesús, creador amable y admirable…
Tú que concediste a Lázaro que saliera del sepulcro al oír tu voz,
concédenos que al oírte con nuestro oído interior,
nos levantemos por tu gracia de la hondura de nuestro propio pecado.

 

Así, el sonido de la piadosa oración
con que nos enseñaste a orar al Padre desde esta tierra
y ahora pronunciamos en tu presencia con toda fidelidad,
nos haga experimentar la alegría de sentir
cómo nos otorgas lo que por tu indicación hemos pedido:

Pater noster… 

 

Formulario completo en:

 

El códice albeldense o vigiliano:

para nuestra formación hispana
y una oración para estos días

 

 

Dedicando el tiempo a la formación…
y a la oración:

 

*¡YO ME QUEDO EN CASA, SEÑOR!*
Y caigo en la cuenta de que, también esto,
me lo enseñaste Tú viviendo, obediente al Padre,
durante treinta años en la casa de Nazaret esperando la gran misión.

 

*¡YO ME QUEDO EN CASA, SEÑOR!*
Y en la carpintería de José, tu custodio y el mío,
aprendo a trabajar, a obedecer,
para lijar las asperezas de mi vida
y preparar una obra de arte para Ti.

Sigue leyendo

Bendición cuaresmal  hisp-moz.

 

Oramos -de manera especial- por todos los enfermos,
sus familiares y aquellos que sirven a la comunidad social.

 

Ofrecemos
el ayuno de carne (abstinencia)
por aquellos -tantos ancianos-
que, en estos días,
se sienten solos.
***

 

El Sucesor de Pedro ha anunciado que presidirá una vigilia de oración
en las puertas de la basílica de San Pedro, con la plaza vacía,
HOY viernes, 27 de marzo, a las 18:00 horas 
y ha animado a «participar espiritualmente a través de los medios de comunicación».

 

Dice el Papa Francisco:

«Escucharemos la Palabra de Dios,
elevaremos nuestra súplica,
adoraremos al Santísimo Sacramento,
con el que al final daré la bendición Urbi et Orbi,
a la cual se adjuntará la posibilidad de recibir la indulgencia plenaria.
Queremos responder a la pandemia del virus
con la universalidad de la oración, de la compasión, de la ternura.
Permanezcamos unidos.
Hagamos sentir nuestra cercanía con las personas más solas y exhaustas».

Mañana es viernes…

¡Una buena abstinencia!

 

***
Ante la maledicencia
nosotros
ben-decimos.

 

***
Un texto biblico:
» Buena es la oración sincera
con el ayuno y la limosna»
(cf. Tob 12,8)

 

***
Un Padre de Occidente:
» Tres son los resortes que hacen que
la fe se mantenga firme,
la devoción sea constante,
y la virtud permanente:
la oración,
el ayuno
y la misericordia«.

 

(S. Pedro Crisólogo)

 

Encarnación:
inicio de un mundo nuevo

 

Madre del Redentor,
Virgen fecunda…
Recibe el saludo del ángel Gabriel,
y muestra la misericordia a los pecadores.

 

***

 

Antiguos calendarios cristianos celebraban en el mismo día
la creación del MUNDO,
la creación del HOMBRE,
la Encarnación y la Muerte del SEÑOR.
Para aquellos creyentes Jesús, el hombre nuevo, el primogénito de la creación,
fue concebido en el mismo día del año en que moriría (el 25 de marzo).
Su nacimiento se celebraría 9 meses más tarde (el 25 de diciembre).
Según esto primero se habría celebrado el 25 de marzo y, posteriormente, la Navidad el 25 dic. (en torno al 336). Otras Iglesias optaron por subrayar la fecha del seis de enero. La cercanía con el solsticio de invierno y la fiesta romana del «Natalis solis invicti» permitieron la comparación simbólica con Cristo, Oriente, Sol que nace de lo alto.
Los cristianos celebraron primero la Pascua con un ritmo semanal (domingo), después la Pascua anual (en fecha fija o móvil, dependiendo de lugares y tiempos) y, después, otras fiestas: dependiendo de la fecha Pascua (cuaresmales o pascuales) o independientes de ella pero siempre como expresión de su misterio  (María y los santos).
Las costumbres visigóticas de anunciar la Pascua el día seis de enero o de celebrar la Encarnación ocho días antes de Navidad (18 dic) tienen una gran profundidad teológica. Son tradiciones que hemos de guardar y difundir.

 

***

 

Hoy es un buen día rezar despacio el Angelus.
Cada jornada paramos un instante para recordar
el Acontecimiento de la Encarnación del Hijo de Dios,
el Acontecimiento que cambió la historia del mundo.
Oremos ahora, cada día,
pidiendo superar la enfermedad
en la situación actual.
Por esta intención y con toda la Iglesia
añadimos HOY la plegaria del Padrenuestro.

 

María: maestra de la escucha

 

«En el camino de escucha de la Palabra de Dios, nos acompaña la Madre del Señor, reconocida como bienaventurada porque creyó en el cumplimiento de lo que el Señor le había dicho (cf. Lc 1,45).
La bienaventuranza de María precede a todas las bienaventuranzas pronunciadas por Jesús para los pobres, los afligidos, los mansos, los pacificadores y los perseguidos, porque es la condición necesaria para cualquier otra bienaventuranza.
Ningún pobre es bienaventurado porque es pobre; lo será si, como María, cree en el cumplimiento de la Palabra de Dios» (Papa Francisco).

 

+++
A partir de esta tarde comenzamos la gran fiesta de la Encarnación.
El mismo tema fue celebrado en España el 18 de diciembre (Conc. X de Toledo).

 

***
El antiguo calendario hispano del «Antifonario de León»
recuerda hoy a la discípula de san Pablo: santa Tekla.