8 pensamientos en “Consejas de Wambú, el godo

      • Me gusta obedecer a la máxima de Santo Tomás de Aquino:
        “No digas nada, a no ser que,
        tengas algo que decir”.
        A mi entender, la sentencia que nos presentan aquí, es lo suficientemente explícita, como para que, en mi humilde opinión, solo necesite corroborarla con un simple ¡¡GENIAL!!
        Y, obedeciendo, siempre, al plan que el Señor tenga para mí, le pido que me ayude a agradarle a Él, antes que a los hombres.
        Ya los demás emitirán su propia opinión,
        pero el Espiritu Divino vendrá en mi ayuda
        para decirme “¿y a tí qué?
        Él mismo, me dará la Fuerza para que ore, tambien por mis detractores…
        o “enemigos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *