3 pensamientos en “Lunes del perfume

  1. La casa se llenó del perfume…. (san Juan 12,1-11)
    Los luchadores ungían su cuerpo antes del combate en la arena. También Cristo va a la pasión como un luchador. Se trata del gran combate: la lucha a muerte con el enemigo de Dios —Satán—. La unción que había de fortalecer y dar elasticidad, para esta lucha, a su naturaleza humana como el cuerpo de un luchador, esta unción con la virtud de Dios la recibió el Señor de la mano del Padre en el monte de los Olivos. Y también de ella, la unción de Betania es una figura y una imagen anticipada.
    E. Löhr, Los misterios pascuales (1957), Madrid 1963, pág. 74.

  2. Nardo de Betania. Un perfume favorito por su olor y recordar a María y los pies de Jesús.
    En Damasco encontré un aceite perfumado de nardo magnífico (nada comparable a otros, pues el nardo aún es el mas caro) y me lo ponía en la barba antes de los conciertos, recordando este pasaje precioso e íntimo.
    Así pues, apoyándose en aspectos humanos y sensibles para usar los recursos de identificación con los protagonistas, hacemos mas cercano el Evangelio.

    Me uno en distancia a las Cantoras de Gothia y a Carmelo

  3. ¡¡!ALLÍ ESTAREMOS!!! Las cantoras han trabajado mucho y con gran ilusión para preparar bien este recital y que así podamos todos rezar con los oídos, uniéndonos a sus cantos con nuestra presencia.
    El recital consistirá en una breve selección de cantos gregorianos, cantos de la tradición hispana, y algunas polifonías, que pertenecen a la liturgia del Domingo de Ramos, del Jueves y Viernes Santo, cantos significativos dentro de los misterios celebrados: Entrada de Jesús en Jerusalén, Celebración de la última Cena del Señor, Oficio de Tinieblas del Jueves y Viernes Santo, y presencia de María junto a la Cruz.
    Nos vemos a las 20h en la Concepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *