San Pedro de Lourosa (Portugal)


El año próximo 2023 la Jornada Mundial de la Juventud se celebrará en Lisboa.
Es una ocasión para conocer más la riqueza del país hermano.

En esta entrada proponemos echar un vistazo a la milenaria iglesia «mozárabe»
de san Pedro de Lourosa (Beira, dióc. de Coimbra).
«La ruta más directa puede ser entrar por Ciudad Rodrigo a Guarda, continuando en dirección a Coimbra, por Celorico da Beira, desviándose a la izquierda para tomar la carretera que va bordeando por el norte la sierra de la Estrella. Aproximadamente 60 kilómetros después de Celorico, en la Venda da Esperança, a unos 300 metros a la izquierda, llegaremos a Lourosa donde se halla la iglesia de San Pedro».

Cf. San Pedro de Lourosa

***
Hoy se cumplen 40 días desde la solemnidad de la Asunción

***

Sigue leyendo

El Padrenuestro y los siete amenes…

En la Misa en Rito hispano celebrada cada semana en Madrid
se canta la oración del Señor y el pueblo responde
a cada una de las siete peticiones del padrenuestro con el canto <Amén>;
asimismo, durante esta plegaria, se suele orar con las manos extendidas in modum crucis.
En todas las liturgias, orientales y occidentales, la recitación solemne del Padrenuestro
está claramente relacionada con el acto de la comunión:
es, sin duda alguna, el elemento que más ayuda a los fieles a recibir la Eucaristía.
El Catecismo recuerda que el Señor confió a sus discípulos y a su Iglesia la oración cristiana fundamental…
San Mateo presenta una versión desarrollada con siete peticiones (cf. Mt 6, 9-13).
La tradición litúrgica de la Iglesia ha conservado el texto mateano (cf. n. 2759).
Y, añade, que de la fe inquebrantable
“brota la esperanza que suscita cada una de las siete peticiones.
Estas expresan los gemidos del tiempo presente,
este tiempo de paciencia y de espera” (n. 2772).
“El Espíritu filial hace surgir de nuestros corazones siete peticiones, siete bendiciones.
Las tres primeras, más teologales, nos atraen hacia la Gloria del Padre;
las cuatro últimas, como caminos hacia Él, ofrecen nuestra miseria a su gracia” (n. 2803).

Sigue leyendo

Arte visigodo: orfebrería


Arte visigodo: orfebrería
Turismo prerrománico – Arte Visigodo – Museo Arqueológico Nacional (Madrid)

***

ORACIÓN HISPANA POR LA PAZ
-pensando en Ucrania y en tantos lugares donde hay guerra en 2022-

Con insistentes plegarias imploramos tu misericordia, oh Señor:
porque Tú das la paz, eres la verdadera paz, pacificas el universo;
y todos los que permanecen en tu paz perseveran haciendo el bien. Amén

Porque Tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible;
Tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo,
un solo Dios, por los siglos de los siglos. Amén.

Oración «ad Pacem» del XV Domingo de Cotidiano.

***

Sigue leyendo

Santa Hildegarda de Bingen


Esta santa germánica polímata (+ 1179) fue contemporánea de nuestros santos Isidro y María.
Destaca por su amor a la Sagrada Escritura
(especialmente los Profetas y los libros del NT:  Evangelio de San Juan y el Apocalipsis).
Además del mundo clásico romano, en sus obras se refleja el conocimiento de San Agustín y de San Isidoro de Sevilla.
Esta Doctora de la Iglesia recibe especial veneración entre las monjas benedictinas españolas.
De su obra musical, iniciada en la década de los años 1150, se conservan más de 70 piezas recopiladas en la Symphonia armoniae celestium revelationum (Sinfonía de la Armonía de Revelaciones Divinas), y un auto sacramental cantado, titulado Ordo virtutum.

Al inicio de curso invocamos con ella la gracia del Espíritu Santo:
O Ignis Spiritus


(latín con sub. en español)

O ignis Spiritus paracliti,
vita vite omnis creature,
sanctus es vivificando formas.

Oh fuego, Espíritu Paráclito,
vida de la vida de toda creatura.
Santo eres, Tú que das vida a lo inerte.

Sigue leyendo

Viernes penitencial

En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.

[En la Iglesia latina] Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia.

La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad (CIC 1250ss).
Los católicos de Rito Oriental, armenios, bizantinos, coptos, sirios, etc.  tienen sus propias prácticas penitenciales como se especifica en el Código Canónico de las Iglesias Orientales.

La Iglesia primitiva practicaba el ayuno los miércoles y viernes. En la antigua Iglesia hispana se observó un día de ayuno mensual y la total abstinencia de carne y derivados durante toda la Cuaresma. Estas prácticas, antaño obligatorias, hoy se proponen como devociones libres y siempre en el espíritu de obedecer el mandato de Jesús acerca de la penitencia (Mateo 6,1-6.16-18).


El bienaventurado Juan Pablo I bendiciendo con el Evangeliario (+ 1978)

***

Sigue leyendo