Trisagio hispano-mozárabe del Santo Domingo en la Alegría de la Pascua

 

Santo Dios,
que te sientas sobre querubines,
único invisible.
Santo Fuerte,
que eres glorificado en las alturas
por las voces de los ángeles.
Santo Inmortal,
que eres Salvador inmaculado,
apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Digno eres, Señor Dios nuestro,
de recibir la gloria, el honor y la virtud.
Santo Inmortal,
que eres Salvador inmaculado,
apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Porque todas las gentes vendrán
y adorarán ante tu presencia, Señor, y dirán:
Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Bendición y honor y gloria y poder
a Ti, Dios nuestro,
por los siglos de los siglos. Amén.
Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.

Hoy, un acento eucarístico

La razón por la que el Misal de Cisneros propuso la mostración de los Santos Dones tras la Consagración para su adoración fue esta:

 

 “En el año 1255, el Concilio de Valencia (Aguirre, Concil. Hisp., tom. III, pág. 309 y 573) y en el año 1323 el concilio de Toledo, mandan a los Hispanos que inmediatamente después de la consagración se alzaran el Cuerpo y la Sangre del Señor.

 

Los Mozárabes obedecieron estos decretos y, a la vez, conservaron siempre la antigua costumbre de elevar el cuerpo del Señor en el momento de proferir las palabras «Profesemos con los labios la fe que llevamos en el corazón»  que preceden a la recitación del Símbolo”
(A. Lesleo, Prefacio al Misal Mozárabe, n. 108).

 

El Misal Hispano-Mozárabe
presenta la mostración solemne del Sacramento
en el momento de la monición Santa Sanctis.

 

**********************************************

 

Mañana concierto en el MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Ritos y Músicas en la antigua iglesia de Hispania: el canto visigótico-mozárabe

El arte es un fiel reflejo del contexto histórico en el que se desarrolla. Y ningún arte es capaz de evocarnos de manera tan directa el ambiente de una época pasada como el de la música. La agrupación usical Schola Antiquadirigida por Juan Carlos Asensio, nos hará viajar esta noche con el canto de la antigua iglesia hispana a la época visigoda. Un canto tan antiguo en sus raíces como el propio cristianismo.

Salón de actos, 20:30

Duración: 1 hora

Entrada gratuita hasta completar aforo (180 plazas)

 

Concierto día 18 de mayo sábado

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Ritos y Músicas en la antigua iglesia de Hispania: el canto visigótico-mozárabe

El arte es un fiel reflejo del contexto histórico en el que se desarrolla. Y ningún arte es capaz de evocarnos de manera tan directa el ambiente de una época pasada como el de la música. La agrupación usical Schola Antiquadirigida por Juan Carlos Asensio, nos hará viajar esta noche con el canto de la antigua iglesia hispana a la época visigoda. Un canto tan antiguo en sus raíces como el propio cristianismo.

Salón de actos, 20:30

Duración: 1 hora

Entrada gratuita hasta completar aforo (180 plazas)

 

 

Ver otras actividades de corte visigodo para ese día en:

Museo Arqueológico Nacional

 

Isidro y María: esposos madrileños de tradición mozárabe

San Isidro, madrileño de tradición mozárabe,

escuchó esta misma oración en la liturgia:

“Procurad, oh hermanos muy queridos,
abandonar la carga de los pensamientos profanos,
levantad vuestro espíritu
y tomad vuestro vuelo hacia las regiones superiores.

 

Seguid con los ojos del corazón a la humanidad que Cristo asumió,
escoltada a lo más alto del cielo:
el objeto asombroso que se propone a nuestra contemplación,
es Jesús, nuestro Señor.

 

Asocia la bajeza de la tierra a la nobleza del cielo.
Hace falta una vista penetrante
para considerar el lugar a donde debemos seguirle.

Sigue leyendo

13 de mayo:
oramos por los cristianos perseguidos

Oh Señor, Dios del cielo y de la tierra,
te pedimos que mires la soberbia de nuestros enemigos
y contemples nuestra humildad.
Contempla el rostro de tus santos
y muestra que Tú no abandonas a los que en ti confían
y que humillas en cambio a los que presumen de sí mismos
y se glorían de su propia fuerza.
Tú eres el Señor Dios nuestro,
que desde el principio disipas las guerras,
y tu nombre es EL SEÑOR.
Extiende tu brazo, como en otro tiempo,
y destruye con tu fuerza la fuerza de nuestros enemigos.
Que en tu cólera se desvanezca la fuerza del adversario,
para que tu casa permanezca en la santidad
y todos los pueblos reconozcan que Tú eres Dios
y que no hay otros dioses fuera de ti.
Amén.

(Plegaria de la liturgia hispano-mozárabe)

IV domingo de la Cincuentena

 «Vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos» (Apoc 7, 9).
En este domingo IV de la Cincuentena
podemos rezar, muy despacio,
esta versión del antiguo himno pascual Ad Cenam Agni.
El Cordero entregado a la muerte
nos invita como Buen Pastor
a los verdes pastos de su Reino:

Sigue leyendo

Cincuentena del Aleluya

“¡Venid, cantores buenos, hijos de la alabanza del Dios verdadero!
¡Han llegado los días en que hemos de cantar el Aleluya!”
Estas palabras que ya hace muchos años dirigía san Agustín (cf. In Ps. 110,1),
exultante de júbilo pascual, a su grey,
recobran toda su lozanía cada vez que amanece el sol
de la mañana de Pascua sobre el panorama cambiante del mundo.

Photina Rech, El Aleluya, canto de Pentecostés
en Benedictinas de Herstelle, Nuestra Pascua, 
Madrid 1962, 244.

 

Mañana, sábado, formación…

María en la tradición hispana
Ponente:
M. Carolina Blázquez, monja agustina
Lugar:
Aula de la Basílica de la Concepción
c/ Goya 26 Madrid / Metro: Velázquez
Hora:
12 mediodía.
+++
Podemos preparar el encuentro de formación mensual,
en este mariano mes de mayo,
con la meditación de este himno latino «A solis ortus»
que entró en la liturgia hispana para celebrar a la Madre de Dios:

Sigue leyendo

Mirando la Cruz desde la Resurrección

Oh Cristo, Hijo de Dios,
haz que nos alegremos en tu Cruz,
ya que por el misterio que en ella se consumó,
toda rodilla se dobla a tu nombre.
Concédenos que por tu victoria
atravesemos sin daño el mar de esta vida
y cuando llegue nuestro tránsito,
lleguemos hasta ti para ser coronados.

R/. Amén.

Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro,
que con el Padre y el Espíritu Santo,
un solo Dios
vive y reina por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

PG Misa del 3 mayo MHM