Primer domingo de Cuaresma:
la victoria sobre las potencias del Mal

Detalle de un capitel con las tentaciones del Señor (S. Lázaro, Autun)

***

El primer domingo de Cuaresma es el comienzo del venerable sacramento de la observancia cuaresmal anual.
En la misa de este día hay elementos que subrayan su importancia, por ejemplo, la procesión de entrada con el canto de las letanías de los santos.
En muchas catedrales el obispo celebra dentro de la misa del domingo primero de Cuaresma
el rito de la elección o inscripción de los catecúmenos que han de ser bautizados en la Pascua
(cf. FFPP 23).

El evangelio presenta a «Jesucristo que,
en el interior del desierto,
por otros tantos cuarenta días,
venció todas las tentaciones del diablo»

(Oratio admonitionis).

Alegoría de la lucha de Cristo: «Pisarás al León y al Dragón» (sal 90)

 

***

 

«En los últimos tiempos del Antiguo Testamento, el desarrollo de la literatura apocalíptica, comenzando con el libro de Daniel, llegará más o menos explícitamente a la idea que la realidad presente del mundo visible, aunque enteramente creada por Dios y permaneciendo bajo su mano, refleja el conflicto espiritual que opone las «potencias» que han permanecido fieles al Creador a las que se han rebelado. En el judaísmo, esto se traducirá por la idea de los dos espíritus, el bueno y el malo, por los cuales el hombre está sin cesar solicitado. Se esperará, por otra parte, en el «siglo futuro» que Dios mismo restaure su reino sobre el mundo, hoy día parcialmente usurpado por las potencias rebeldes.

El Nuevo Testamento, como atestiguan sobre todo los evangelios de Marcos y de Juan, presentará la obra de Cristo como esta restauración.

Por esto el relato de la tentación del Salvador por el demonio toma tal relieve al comienzo de su carrera terrena (Mc 1, 12-13 y par.).
Aparece en él, a la vez, que Jesús, como hombre, repara la falta inicial de Adán, mientras que restablece, como Hijo de Dios, el reino del Creador sobre el mundo. 
El mismo sentido tiene el lugar que el evangelio concede a la expulsión de los demonios en la obra de los apóstoles y en la de su Maestro, y la enseñanza de Jesús explicando esta obra por la parábola del fuerte y del más fuerte (cf Mc 1, 23 y 3, 15 y 22 ss y par.)».

 

 

En el Rito Hispano es el día de la «signatio» o cierre de la fuente bautismal.
En este tiempo de penitencia no se celebra el Bautismo
-a no ser en caso de extrema necesidad-
por ser un tiempo de preparación a los sacramentos pascuales.
El baptisterio se volverá a abrir para la bendición del agua
en la solemne Noche santa de Pascua.

 

***

 

 

En este primer domingo de Cuaresma
nuestra oración en sufragio por el P. Manuel
que ha pasado hacia la casa del Padre con 93 años.
El Señor Jesús acoja al que fue instrumento del Espíritu
entre nosotros.

 

1 comentario en “Primer domingo de Cuaresma:
la victoria sobre las potencias del Mal

  1. (Dios nos dice : ¡tú eres mi Hijo amado, en tí me he complacido!.
    Antes de toda obligación o deber impositivo, antes de toda ley o ayuno, en el principio de la cuaresma cristiana se encuentra la experiencia de la gracia.
    Decir a los hombres que son “hijos queridos»)
    Y después podemos rezar «Padre nuestro…»
    Y después las Letanías con un salterio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *