Orar por la Iglesia

V/.A ti gritamos, Señor.
R/. Ten piedad de tu pueblo y perdónale.

V/. Hazte suplicante por nosotros, tú que encomendaste a tu madre desde la cruz.
R/. Ten piedad de tu pueblo y perdónale.

V/. Tú que aceptas las lágrimas de Pedro, levántanos después de nuestras caídas.
R/. Ten piedad de tu pueblo y perdónale.

V/. Para que los que creemos en ti después de tu pasión, vivamos contigo sin fin.
R/. Ten piedad de tu pueblo y perdónale.

(Preces de la liturgia de los mozárabes)

4 pensamientos en “Orar por la Iglesia

  1. Rezaré por las personas que sufren a causa de la iglesia.
    Por las “lágrimas de Pedro”, para que existan.
    Y “ten piedad de tu pueblo y perdónale”

  2. Como decía el cardenal Ratzinger en “La Sal de la Tierra”.

    ” Ahora se habla mucho de la misión profética de la Iglesia. Pero esa palabra a veces está mal empleada. La Iglesia no puede pactar con el Zeitgesrt, con el espíritu de los tiempos. Tiene que cargar con el peso y responder a los peligros de cada época (…) Resonaban continuamente en mis oídos aquellas palabras de la Biblia, y también de los Padres de la Iglesia, condenando a los pastores de grandes rebaños que, para evitar conflictos, son como perros mudos que permiten que el veneno se extienda. Una vida tranquila nunca ha sido la primera característica de un ciudadano y la imagen de un obispo pendiente sólo de ahorrarse disgustos y de disimular lo mejor posible todas las situaciones conflictivas.” (“La Sal de la Tierra”, conversaciones con Peter Seewald, página 89).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *