Corresponsables de la misión:
abriendo ventanas al mundo

Valdelateja, Burgos

Este domingo,
cuando participemos en la misa parroquial,
podemos revisar nuestro compromiso cristiano.

“Además de los catequistas,
hay que recordar las demás formas de servicio
a la vida de la Iglesia y a la misión, así como otros agentes:
animadores de la oración,
del canto y de la liturgia;
responsables de comunidades eclesiales de base
y de grupos bíblicos;
encargados de las obras caritativas;
administradores de los bienes de la Iglesia;
dirigentes de los diversos grupos
y asociaciones apostólicas;
profesores de religión en las escuelas.
Todos los fieles laicos deben dedicar a la Iglesia parte de su tiempo,
viviendo con coherencia la propia fe”.

(RM 74)

***

Oramos por la unidad
pero ¿somos, también, instrumentos de unidad y de paz?

El “día del Señor”: “señor de los días”. 

«Ángel de la Resurrección» (Adi Holzer)

«La Iglesia, por una tradición apostólica, que trae su origen del mismo día de la Resurrección de Cristo, celebra el misterio pascual cada ocho días, en el día que es llamado con razón «día del Señor» o domingo.

En este día los fieles deben reunirse a fin de que, escuchando la palabra de Dios y participando en la Eucaristía, recuerden la Pasión, la Resurrección y la gloria del Señor Jesús y den gracias a Dios, que los «hizo renacer a la viva esperanza por la Resurrección de Jesucristo de entre los muertos» (1 Pe, 1,3).

Por esto el domingo es la fiesta primordial, que debe presentarse e inculcarse a la piedad de los fieles, de modo que sea también día de alegría y de liberación del trabajo….el domingo es el fundamento y el núcleo de todo el año litúrgico» (SC 106).

***

Sigue leyendo

Tengamos presente en nuestras oraciones
a la Iglesia
en la unidad del Espíritu Santo

Mañana comienza el octavario o 
Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 
(18 al 25 enero).
***

 

Hoy, día de san Antonio de Egipto,
oramos también por por el pueblo judío,
el primero a quien Dios habló desde antiguo por los profetas.
Para que el Señor
acreciente en ellos el amor de su nombre y la fidelidad a la alianza.
Dios todopoderoso y eterno,
que confiaste tus promesas a Abraham y su descendencia,
escucha con piedad las súplicas de tu Iglesia,
para que el pueblo de la primera alianza
llegue a conseguir en plenitud la redención.
Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

***

La liturgia:
servicio divino del pueblo y para el pueblo

¿Qué es la liturgia?
Si abrimos el Catecismo de la Iglesia católica
—subsidio siempre valioso e indispensable—
leemos que originariamente la palabra «liturgia»
significa
«servicio de parte de y en favor del pueblo» (n. 1069).
Si la teología cristiana
tomó este vocablo del mundo griego,
lo hizo obviamente pensando en el nuevo pueblo de Dios
nacido de Cristo que abrió sus brazos en la Cruz
para unir a los hombres en la paz del único Dios.
«Servicio en favor del pueblo»,
un pueblo que no existe por sí mismo,
sino que se formó gracias al Misterio pascual de Jesucristo.
De hecho,
el pueblo de Dios no existe por vínculos
de sangre, de territorio, de nación,
sino que nace siempre de la obra del Hijo de Dios
y de la comunión con el Padre que él nos obtiene.

 

+++
Hoy, martes, nos encontramos para la Misa en Rito Hispano.

 

¿Qué has hecho de tu bautismo?

Fuente bautismal octogonal

«Considerad el pacto que habéis hecho con Dios en el bautismo;
prometisteis que renunciabais al diablo, a sus ángeles y a todas sus obras malas;
confesasteis que creíais en el Padre y en el Hijo y en el Espíritu Santo,
y que esperabais, al final de los siglos,
la resurrección de la carne y la vida eterna».

(San Martín de Braga, + 580)Cf.

https://es.wikipedia.org/wiki/Mart%C3%ADn_de_Braga

Primer domingo del nuevo año y víspera de la Epifanía del Señor

Adoración de los magos, uno de los misterios del día de Epifanía

En este domingo navideño podemos recordar
algunos elementos fundamentales del domingo,
la fiesta primordial de los cristianos:

 

  1. Es el día de la Resurrección y del encuentro con el Kyrios.
  2. Es el día memorial de reunión de la comunidad.
  3. Como fiesta primordial es un día de tiempo libre (descanso) para uno, para los demás y para la creación.
  4. Conmemora el primer día de la creación y el primer día de la nueva creación: Resurrección.
  5. Su virtud se comunica en la Iniciación Xtna: Bautismo, efusión del Espíritu y Eucaristía.
  6. Día eclesial de la escucha de la Palabra y de la Eucaristía.
  7. Día sacramental (septenario).
  8. Momento para expresar la reconciliación especialmente con los pobres (día de la caridad).
  9. Es un día de alegría cristiana.
  10. Anticipa la vida eterna como anticipación de la Pascua eterna (octava dies).

Domingo dentro de la octava de Navidad

(Sagrada Familia en el Monasterio de la Natividad del Señor,  HH Benedictinas, La Piovera, Madrid)

El hecho de regalar un buen misterio del «belén»
o un icono de la Natividad del Señor
es un anuncio «plástico» del misterio que estamos celebrando.
Una buena ocasión
es el matrimonio de familiares o amigos
o una fiesta de Reyes.

 

El Papa Francisco nos ha felicitado las pascuas
con una preciosa Carta sobre el «pesebre navideño»:

 

 

Hoy sabréis que viene el Señor y mañana contemplaréis su gloria

«Jesucristo es el Jesús de Nazaret del que hablan los Evangelios,
el hijo de María y Unigénito de Dios,
verdadero Dios y verdadero hombre,
revelación plena de la Verdad divina, único Salvador del mundo:
«por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato;
padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras,
y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre»».

Hoy es Nochebuena:
¡Felices Pascuas en la Natividad del Señor!

 

 

24 de diciembre:
<Conmemoración
de todos los santos antepasados de Jesucristo,
hijo de David, hijo de Abrahán, hijo de Adán, es decir,
los padres que agradaron a Dios y fueron hallados justos
y murieron en la fe sin haber recibido las promesas,
pero viéndolas de lejos y saludándolas,
de los cuales nació Cristo según la carne,
que es Dios bendito sobre todas las cosas
y por todos los siglos>.
Hoy sabréis que viene el Señor
y mañana contemplaréis su Gloria.

 

El que vendrá está presente

“El verdadero Cristo cósmico está presente activamente
en los diversos miembros de su cuerpo, que es la Iglesia.
Los cristianos no dirigen su mirada a fuerzas cósmicas impersonales,
sino al amor afectuoso de un Dios personal. 
Y no se encierran en un esquema cíclico de acontecimientos cósmicos,
sino que se centran en el Jesús histórico,
especialmente en su crucifixión y en su resurrección».

Oremos:

Oh Emmanuel, rey y legislador nuestro,
esperanza de las naciones y salvador de los pueblos:
ven a salvarnos, Señor Dios nuestro.

Isidoro Hispalense:
maestro de Europa y santo del Adviento

El calendario hispano-mozárabe actual propone el 22 de diciembre como la fiesta del Obispo de Sevilla.  Una figura que nos ayuda a vivir el misterio de la presencia de Cristo.

<Desde el año 415 hasta el año 711 el legado cultural romano cristiano continuó en la península ibérica de mano de los visigodos. En este periodo, y a lo largo de la Edad Media, un hombre clave en la cultura española fue San Isidoro de Sevilla (560-636).

Su pedagogía tiene dos vertientes y dos metas: instruir a los clérigos para la Iglesia y formar a soldados y gobernantes para la patria. Isidoro llegó a ser uno de los hombres más sabios de su época, aunque al mismo tiempo era un hombre de profunda humildad y caridad. Fue un escritor muy leído. Se le llamó el Maestro de la Edad Media o de la Europa Medieval y primer organizador de la cultura cristiana.

La principal contribución de San Isidoro a la cultura fueron sus Etimologías, una summa muy útil de la ciencia antigua condensando, más con celo que con espíritu crítico, los principales resultados de la ciencia de la época, siendo uno de los textos clásicos hasta mediados del siglo XVI.

Sigue leyendo