Semana de oración por la unidad
y fiestas natalicias en Oriente

Hoy en las Iglesia Orientales se bendicen las aguas, según el calendario juliano.
Hoy en la Iglesia armenia es la Nochebuena, según el calendario juliano.
Hoy comienza la semana de oración por la unidad de los cristianos.

La Santa Sede ha presentado un interesante documento sobre el diálogo ecuménico:

Documento del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos

Documentos católicos sobre el ecumenismo:
+ Concilio Vaticano II,
   Unitatis redintegratio (1964), Decreto sobre el Ecumenismo
+Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos y Sociedades Bíblicas Unidas,
   Formas de cooperación interconfesional en la traducción de la Biblia (edición revisada 1987)
++Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos,
     Directorio para la Aplicación de Principios y Normas sobre el Ecumenismo (1993)
+++San Juan Pablo II, 
     Ut unum sint (1995), Encíclica sobre el empeño ecuménico
+Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos,
  La Dimensión Ecuménica en la Formación de quienes trabajan en el ministerio pastoral (1997)

Estos y otros documentos de referencia están disponibles en
la página web del Pontificio Consejo para la promoción de la unidad de los cristianos:

 

Algunos calendarios «occidentaliores» celebraban hoy
la Asunción de María (martirologio de Oengus, de san Willibrord, etc).
Otros calendarios señalan hoy «La confesión de fe de san Pedro»

 

La manifestación en las bodas de Caná

En este domingo, aunque en el Rito romano
estamos en el ciclo C o de san Lucas,
se proclama el evangelio según san Juan.
Es una resonancia de la manifestación del Señor.
También, el salmo 95 confirma que la liturgia de este domingo
«es eco todavía de la Epifanía» (Mn. Serra).
   Hoy rezamos, especialmente, por los matrimonios:
vocación cristiana a la santidad.
Leemos: Juan 2, 1-11
El vino mejor es siempre el don del Espíritu Santo
que alegra el corazón humano (salmo 104,15).
Bebamos, entonces, la sobria ebriedad del Espíritu.

 

+++
Hoy recordamos a san Fulgencio de Écija (+ 630 c.).

 

San Fulgencio en Rito hispano (Cartagena) 

 

Lavan las aguas, lavan las lágrimas

Hoy, viernes, es el día penitencial de la semana.
La penitencia como expresión de conversión es un precepto del Señor (Mt 4,17).
***

AUDICIÓN:
Alabad al Señor, aleluya
(árabe sub. en inglés)

 

«Sepultémonos con Cristo por el Bautismo,
para resucitar con él;
descendamos con él para ser ascendidos con él;
ascendamos con él para ser glorificados con él»
(San Gregorio Nacianceno, Oratio 40, 9: PG 36, 369). 

***

Sigue leyendo

«Octavas Epiphaniae»

Antiguos calendarios denominaban al 13 de enero como
«octava de la Epifanía».
Son, estos, días para recordar nuestro propio Bautismo.

“La forma clásica de administrar el Bautismo es sumergir al bautizando tres veces en el agua.
No obstante, en la mayoría de los casos se derrama tres veces agua sobre la cabeza, al tiempo que quien administra el sacramento dice:
«N., yo te bautizo en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo». [cf. Catec. 1229-1245, 1278] 
El agua simboliza purificación y nueva vida, lo que ya se expresaba en el bautismo de conversión de Juan el Bautista.
El Bautismo que se administra con agua en «nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo»
es más que un signo de conversión y penitencia,
es nueva vida en Cristo.
Por eso se añaden también los signos de la unción, la vestidura blanca y la vela del bautismo”.  
(Youcat 195).

Baptisterio cruciforme. Otros tienen forma circular u octogonal, formas que indican la vida eterna.

***
Bibliografía sobre el inicio del cristianismo en nuestras tierras:

SOTOMAYOR MURO, M.,
Problemática sobre las primeras comunidades cristianas en Hispania, 
“Ex Oriente Lux”: las religiones orientales antiguas en la Península Ibérica,
Spal Monografías Arqueología (Sevilla) 2 (2002) 269-285.

 

FERNÁNDEZ UBIÑA, F. J.,
Los orígenes del Cristianismo hispano. Algunas claves sociológicas, 
Hispania Sacra LIX, 120 (2007) 427-458

 

GONZÁLEZ BLANCO, A. y VELÁZQUEZ JIMÉNEZ, A. (eds.),
Los orígenes del Cristianismo en Lusitania, 
Cuadernos emeritenses 34, Mérida 2008  .

El sacramento fundamental

“El Bautismo es el camino
que lleva desde el reino de la muerte a la Vida;
la puerta de entrada a la Iglesia
y el comienzo de una comunión permanente con Dios.
[cf. Catec. 1213-1216, 1276-1278].
El Bautismo es el Sacramento fundamental
y la condición previa de todos los demás sacramentos.
Nos une a Jesucristo, nos introduce en su muerte salvífica en la Cruz,
y por ello nos libera del poder del pecado original
y de todos los pecados personales
y nos permite resucitar con él a una vida sin fin.
Puesto que el Bautismo es una alianza con Dios,
el hombre debe dar su «sí» a Dios.
En el bautismo de niños los padres confiesan la fe
en representación de su hijo”
(Youcat 194).

Pila bautismal con ornamentación floral (Sagrado Corazón, Fareham)

***
Cada vez que entramos en una iglesia
tomamos agua bendita
en recuerdo de nuestro bautismo.
¿Celebras cada año la fecha de tu bautismo?

 

***

Difundamos que cada martes se celebra la misa en Rito Hispano-Mozárabe en la Basílica de la Concepción (19 h.).

Los Jueces del pueblo de Israel 

Hoy comenzamos a leer el libro de Samuel, el último de los jueces de Israel y primer profeta.
Recordamos por nuestras nociones de “Historia sagrada” que los jueces fueron los jefes que tuvo el Pueblo elegido tras su entrada en la tierra de Canaán.
En la catequesis se nos repetía algunos de sus nombres: Gedeón, Sansón, Débora y Samuel;
así hasta doce, como las tribus de Israel y, luego, como los apóstoles del Cordero.
Entre ellos destacan Gedeón, Sansón, Débora y Samuel.
Gedeón, el valiente, venció a los madianitas con sólo 300 hombres con lámparas y cántaros.
El signo del vellocino (zalea del carnero o toison, cf. Jueces 6,36-40) es cantado en la liturgia.
Sansón, célebre por su fuerza: vencedor del león y de los filisteos;
traicionado y privado de sus siete trenzas cayó en poder de los filisteos, aunque murió destruyendo el templo del dios Dagón.
Débora, la gran mujer que administraba justicia, sentada bajo una palmera, entre Ramá y Betel.
Samuel, de la tribu de Levi, ungió a Saúl, primer rey de los israelitas, y, luego, a David.
Otoniel, Yael o Seila son nombres -con historias concretas- que nos descubre el escrito sagrado.
Podemos recordar más leyendo en nuestra Biblia el libro de los Jueces.

Cf. Libro de los Jueces

En 2022 se prolonga el Año Santo Compostelano

Mañana se celebra la misa en Rito hispano 
en la Basílica de la Concepción de Ntra. Sra. / Madrid (19 h.)

Epifanía

«El día de la Epifanía lo declararon los Apóstoles fiesta solemne,
porque en él fue dado públicamente a conocer el Salvador, por medio de una estrella,
cuando encontraron las Magos a Cristo recostado en el pesebre,
adorándole y ofreciéndole regalos, propios de la Trinidad:
oro, incienso y mirra (cf. Mt 2, 1ss; Lc 2,16),
como rey, como Dios, como hombre mortal.
Consagraron este día con celebración anual, para que reconozca el mundo al Señor
al que dieron a conocer los elementos desde el cielo.
Asimismo, en ese mismo día Jesús fue ungido con el bautismo en el Jordán
y, rasgados los cielos, descendió el Espíritu Santo,
declarando que Jesús era el Hijo de Dios.
A este día se le llama Epifanía,
porque en él, Cristo se manifestó a los gentiles.
Epifanía es palabra griega 
que en latín se traduce por aparición o manifestación.
Por tres razones recibió ese día este nombre:
porque en su bautismo Cristo fue presentado a los pueblos,
también porque en ese día fue anunciado a los Magos por una estrella,
asimismo, porque fue manifestado a muchos por su primer milagro:
el agua convertida en vino.

Refiere Casiano que, entre los egipcios, la solemnidad de la Natividad y de la Epifanía no se celebran en fechas distintas, como ocurre en Occidente, sino en una única festividad. Y en ella se envían cartas del patriarca de Alejandría a todas las iglesias y monasterios de Egipto, en las que se les da a conocer el comienzo de la Cuaresma y la fecha de la Pascua

Isidoro, Los Oficios de la Iglesia, XXVII

El día de la Pascua en Epifanía
según la traducción del <Anuncio Pascual Visigótico-mozárabe>.

Queridos hermanos:
En la revelación
del nacimiento corporal de Nuestro Señor Jesucristo,
y ante tantos signos de su presencia,
os anunciamos la solemnidad de la Pascua.
Así, pues, amados hermanos
que os habéis reunido en la iglesia de Dios
para celebrar el día
de la Aparición del Señor Nuestro, Jesucristo,
tened presente su Muerte gloriosa.

En este año de 2022 la santa Cuaresma
inicia el 2 de marzo.
El jueves de la Cena del Señor, 14 de abril,
inician los misterios
de la Gloriosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Ante esto, os exhorto hermanos,
a que pongamos empeño en llevar desde ahora
una vida honrada y religiosa, casta y sobria,
para que merezcamos llegar
a la santa solemnidad de la Resurrección
sin pecado y abundando en buenas obras.

Purifiquémonos de los malos deseos
del cuerpo y del espíritu.
Por la confesión de los pecados
alejemos el castigo del Señor.
Evitando caer en las antiguas faltas
acojámonos a su misericordia
abrazando con sincero corazón la concordia:
para que los misterios de la santísima Pasión
nos hagan partícipes de la Resurrección del Señor.
Que a su vuelta
no encuentre en nosotros nada que reprochar
sino que nos halle preparados
para recibir la corona de gloria.

Él, clemente y misericordioso
que vive con el Padre
y reina con el Espíritu Santo,
un sólo Dios por los siglos de los siglos.
Amén. Aleluya.

Sigue leyendo

Adiós al 2021 y con Dios en 2022

Francisco de GOYA, Jesús, María, José con san Juanito (finales del s. XVIII)

***
En el último día del año civil solemos rezar
el himno Te Deum
como acción de gracias a Dios:

A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.
A ti, eterno Padre,
te venera toda la creación.
Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.
Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:
Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra
están llenos de la majestad de tu gloria.
A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.
A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra, te aclama:
Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, defensor.
Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.
Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.
Creemos que un día has de venir como juez.
Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.
Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.
Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.
Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre.

En las primeras horas del año nuevo
invocamos la fuerza el Señor,
pidiendo los dones del Santo Paráclito:

Sigue leyendo

Himno navideño de Vísperas


Christe, Redemptor:
himno navideño de Vísperas
(versión española del s. XVIII)

O Jesús, Redentor de los mortales,
que antes que hubiese luz, fuiste engendrado
del Padre de las luces más sagrado
igual en sus grandezas celestiales:
​Tú, Luz del Padre eterno refulgente,
Esperanza de nuestros corazones,
atiende a las humildes oraciones,
que hace el orbe postrado y reverente.
​Acuérdate, Hacedor del universo,
de que en tiempo la forma recibiste
de nuestro frágil cuerpo, y que naciste
del vientre de la Virgen puro y terso.
Este presente día testifica
en su círculo anual, que del Paterno
seno desciendes, y hecho niño tierno,
eres salud que al mundo vivifica.
A él la tierra, los astros y los mares,
y quanto está debaxo de la esfera
como a Autor de la vida le venera,
y entona en su loor nuevos cantares.
Y nosotros a quienes los preciosos
raudales de tus venas han regado,
en honor de este día tan sagrado
te tributamos Himnos harmoniosos.

Texto original cantado en gregoriano:

Sigue leyendo