NIKA = Victoria

 

Las letras IC XC se corresponden al nombre de Jesús en griego que trasliterado al alfabeto latino sería IesouS XristoS.
Tomando la primera y la última letra de cada palabra formaríamos IS XS.
Sin embargo, en el griego popular o koiné el grafema que se usaba para designar la sigma (S) era C.

 

Normalmente, veremos el monograma del nombre de Jesús escrito así: IC XC.
A veces encontraremos una línea sobre cada par de letras indicando que es una abreviatura.

 

Por otro lado, la palabra NIKA proviene del verbo griego, que significa vencer, conquistar.

El cristograma IC XC + NIKA alude a la condición de Jesucristo
como el que ha vencido sobre la muerte de Cruz en su Resurrección gloriosa.

La palabra NIKA (en griego, VICTORIA)
aparece en el Antifonario mozárabe de León
como una anotación en la parte superior de un folio (28v.)

***

 

Octavas Epiphaniæ

 

El Antifonario mozárabe de León llama al seis de enero, hoy hace ocho días,
fiesta de la Apparitio Domini y Apparitio Stelle;
también, la denomina con el nombre griego de Theofania (fol. 24).
En algunos calendarios españoles el 13 de enero figura como
Octavas Epiphanie.

 

***

 

​Comenzamos a orar por la Visita apostólica del Papa a Irak,
la patria de Abrahán, nuestro padre en la fe.
Ya antes de realizarse ha comenzado a dar frutos:
el gobierno iraquí ha declarado festivo en el país
el día de la Navidad del Señor (25 de diciembre).
Sigamos orando por tantos lugares donde nuestros hermanos
no lo tienen fácil.
En muchos lugares de Oriente
trabajan los franciscanos.
Aquí difundimos el enlace de la
Custodia de Tierra Santa:

 

 

***

El Patriarca de Jerusalén portando un icono de san José

 

***

RESUMEN de la Misa de Inicio de año 2021

 

La Escritura en la Iglesia

 

En el Bautismo en el Jordán, mientras Jesús oraba fue ungido por el Espíritu.
«Contemplando la oración de Jesús, debe brotar en nosotros una pregunta:
¿Cómo oro yo?
¿Cómo oramos nosotros?
¿Cuánto tiempo dedico a la relación con Dios?
¿Se da hoy una educación y formación suficientes en la oración?
Y, ¿quién puede ser maestro en ello?
En la exhortación apostólica Verbum Domini, hablé de la importancia de la lectura orante de la Sagrada Escritura.
Recogiendo lo que surgió de la Asamblea del Sínodo de los obispos, puse también un acento especial sobre la forma específica de la lectio divina.

Escucharmeditarcallar ante el Señor que habla es un arte, que se aprende practicándolo con constancia.
Ciertamente, la oración es un don, que pide, sin embargo, ser acogido;
es obra de Dios, pero exige compromiso y continuidad de nuestra parte;
sobre todo, son importantes la continuidad y la constancia.

Precisamente la experiencia ejemplar de Jesús muestra que su oración, animada por la paternidad de Dios y por la comunión del Espíritu, se fue profundizando en un prolongado y fiel ejercicio, hasta el Huerto de los Olivos y la cruz. Los cristianos hoy están llamados a ser testigos de oración, precisamente porque nuestro mundo está a menudo cerrado al horizonte divino y a la esperanza que lleva al encuentro con Dios. En la amistad profunda con Jesús y viviendo en él y con él la relación filial con el Padre, a través de nuestra oración fiel y constante, podemos abrir ventanas hacia el cielo de Dios. Es más, al recorrer el camino de la oración, sin respeto humano, podemos ayudar a otros a recorrer ese camino: también para la oración cristiana es verdad que, caminando, se abren caminos”.

(Benedicto XVI)

 

Sigue leyendo

Ecos de la Teofanía

 

En Jesús, “un momento especialmente significativo de su camino es la oración que sigue al bautismo al que se somete en el río Jordán.
El evangelista Lucas señala que Jesús, después de haber recibido, junto a todo el pueblo, el bautismo de manos de Juan el Bautista, entra en una oración muy personal y prolongada:
«Y sucedió que, cuando todo el pueblo era bautizado,
también Jesús fue bautizado;
y, mientras oraba, se abrieron los cielos,
bajó el Espíritu Santo sobre él» (Lc 3, 21-22).
Precisamente este «estar en oración», en diálogo con el Padre, ilumina la acción que realizó junto a muchos de su pueblo, que acudieron a la orilla del Jordán. Orando, él da a su gesto del bautismo un rasgo exclusivo y personal».

 

***

 

Sigue leyendo

Teofanía del Jordán

 

Lectura del icono del Bautismo del Señor:  El icono del bautismo del Señor

 

Orando en esta fiesta epifánica:   Orando ante el bautismo del Señor

 

***

«Erik Peterson, el célebre exégeta alemán que se convirtió del luteranismo a la Iglesia católica, en su ensayo de 1933 La Iglesia de judíos y gentiles, comentado los capítulos 9-11 de la carta de san Pablo a los Romanos, explicaba que no puede haber un cristianismo reducido al orden meramente natural, en que los efectos de la redención realizada por Jesucristo se transmiten genéticamente, por herencia, a todos los hombres, por el simple criterio de compartir la naturaleza humana con el Verbo encarnado.
La filiación divina no es un resultado automático garantizado por la pertenencia al género humano.
La filiación divina es siempre un don gratuito de la gracia,
no puede prescindir de la gracia donada gratuitamente en el bautismo y reconocida y acogida en la fe».
(I. de la Potterie)

 

 

Audición: Bendición aarónica en hebreo (sub en inglés)
Grabada en Jerusalén

 

Vigilia del Bautismo del Señor

 

Los misterios del Bautismo del Señor y de su manifestación en las bodas de Caná están estrechamente ligados con el acontecimiento salvífico de la Epifanía.

La fiesta del Bautismo del Señor es el corolario del Ciclo de la Manifestación del Señor,
aunque el domingo próximo todavía tiene un eco epifánico y siempre se proclama,
en este segundo domingo del tiempo durante el año,
el evangelio de san Juan.
Esta fiesta de la Teofanía en el Jordán
-que tanto Oriente como el antiguo Rito hispano concentran en el día seis de enero-
tenía hasta hace poco una octava que se clausuraba el día 13 de enero.
Para que los fieles sean sensibles a lo referente al Bautismo
y a la memoria de su nacimiento como hijos de Dios,
esta fiesta puede constituir un momento oportuno para iniciativas eficaces, como:
el uso del Rito de la aspersión dominical con el agua bendita en todas las misas que se celebran con asistencia del pueblo
o centrar la homilía y la catequesis en los temas y símbolos bautismales.
En algunos lugares, este domingo figura en el calendario parroquial entre las fechas bautismales de adultos después de la fecha central de la Pascua.

 

***

 

Una pregunta para la revisión personal:
¿Celebro cada año mi aniversario bautismal?

 

Epifanía eucarística:
la multiplicación de los panes

 

El Rito hispano contempla en la Epifanía cuatro manifestaciones del Señor:
a los Magos, en el Jordán, en el Bautismo y en la multiplicación de los panes.
El Rito romano, renovado después del Concilio Vaticano, ha recogido esta gran tradición de las diversas epifanías en los días que siguen al seis de enero.

 

***

 

Mañana, sábado, día 9 de enero:
Tercera charla de formación a cargo del P. Francisco Torres Ruiz.

Hablará de «El testimonio valiente de los mártires mozárabes de Lusitania».

 

Se puede seguir la charla desde este enlace:

***

 

Sigue leyendo

Formación desde el comienzo de año:
Caminos a Santiago, New Age y mártires lusitanos

 

Mira a la estrella; ella viene del Oriente que es Cristo.
Hoy, muchas Iglesias de la Ortodoxia oriental, celebran el día de la Navidad del Señor.
***

 

PRO MEMORIA para difundir:

 

El sábado, 9 de enero, 12 h.
tenemos nuestra charla de formación
gracias al trabajo del P. Francisco Torres Ruiz.

Hablará de «El testimonio valiente de los mártires mozárabes de Lusitania».

Se puede seguir la charla desde este enlace: https://youtu.be/2U-3HTBb3RE

Aparición del Señor:
anunciando la Pascua

 

Queridos hermanos:
en la revelación del Nacimiento corporal
de Nuestro Señor Jesucristo,
y ante tantos signos de su presencia,
anunciamos la solemnidad de la Pascua.

 

Así, pues, en el día de la Aparición
del Señor Nuestro, Jesucristo,
tengamos presente su Muerte gloriosa.
En este año de dos mil veintiuno,
la santa Cuaresma inicia el diecisiete de febrero.
El jueves de la Cena del Señor, uno de abril,
inician los misterios pascuales
de la Gloriosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Pongamos, pues, empeño
en llevar desde ahora
una vida honrada y religiosa, casta y sobria,
para que merezcamos llegar
a la santa solemnidad de la Resurrección
sin pecado y abundando en buenas obras.
Purifiquémonos
de los malos deseos del cuerpo y del espíritu.
Por la confesión de los pecados
alejemos el castigo del Señor.
Evitando caer en las antiguas faltas
acojámonos a su misericordia
abrazando con sincero corazón la concordia:
para que los misterios de la santísima Pasión
nos hagan partícipes de la Resurrección del Señor.

Que a su vuelta no encuentre en nosotros
nada que reprochar
sino que nos halle preparados
para recibir la corona de gloria.
Él, clemente y misericordioso,
que vive con el Padre
y reina con el Espíritu Santo,
un sólo Dios por los siglos de los siglos.
R. Amén

 

Sigue leyendo

Ante la Epifanía del Señor

 

“El día de la Epifanía lo declararon fiesta solemne los Apóstoles, porque en él fue dado a conocer públicamente el Salvador por medio de una estrella, cuando encontraron los magos a Cristo recostado en el pesebre, adorándole y ofreciéndole regalos, propios de la Trinidad: oro, incienso y mirra, como rey, como Dios, como hombre mortal. Consagraron este día con celebración anual, para que reconozca el mundo al Señor a quien dieron a conocer los elementos desde el cielo.

Así mismo, en ese mismo día Jesús fue ungido con el bautismo del Jordán y, rasgados los cielos, descendió el Espíritu Santo, declarando que Jesús era el Hijo de Dios. A este día se le llama Epifanía, porque en él Cristo se manifestó a los gentiles. Epifanía es palabra griega que en latín se traduce por aparición o manifestación. Por tres razones recibió ese día este nombre:

porque en su bautismo Cristo fue presentado a los pueblos,
también porque en ese día fue anunciado a los magos por el nacimiento de una estrella,
asimismo, porque fue manifestado a muchos por su primer milagro:
el agua convertida en vino.
 

Refiere Casiano que, entre los egipcios, la solemnidad de la Natividad y de la Epifanía no se celebran en fechas distintas, como ocurre en Occidente, sino en una única festividad. Y en ella se envían cartas del patriarca de Alejandría a todas las iglesias y monasterios de Egipto, en las que se les da a conocer el comienzo de la Cuaresma y la fecha de la Pascua.”

(San Isidoro de Sevilla, DEO XXVII)

***

Fíbula visigótica de oro, Medellín (Badajoz)