Septenario de san Isidro ’22

Capilla del Stmo. Salvador, Amandola
***

SEPTENARIO de san Isidro
como preparación a la fiesta del labrador mozárabe:

Día 4.-
 Al encendido de la lámpara se dice:
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, luz y paz.
Demos gracias a Dios.  
In nomine Domini nostri Iesuchristi, lumen cum pace. 
Deo gratias. 

Jesucristo, que nos has dado en san Isidro un testimonio firme
de caridad generosa compartiendo sus bienes con los más necesitados.
La Iglesia festeja tu victoria pascual y te aclama:
¡Aleluya, Aleluya, Aleluya! 

Jesús, León de la tribu de Judá, agachado al hacerte hombre, despertado en la resurrección.
Kyrie eleison. 
Jesús, León de la tribu de Judá, que paces con los corderos a los que has salvado con tu sangre.
Kyrie eleison. 
Jesús, León de la tribu de Judá, que pisoteas leones y dragones, caminas sobre áspides y víboras.
Kyrie eleison. 

Pedimos por los necesitados en cuerpo o en alma y por NN…

Señor Jesucristo todopoderoso,
sabemos que eres el creador de las almas y de los cuerpos,
confesamos que serás el juez de vivos y muertos,
sabemos que el cielo, la tierra y el infierno se estremecen en tu presencia;
escribe en las páginas del cielo los nombres mencionados;
escribe nuestros nombres con tu dedo en el libro de la vida tal y como escribiste la ley. R/. Amén.
Porque tú eres la vida de los que viven, la salud de los enfermos,
y el descanso de todos los fieles difuntos, por todos los siglos de los siglos. R/. Amén.
(Cf. Oración hisp-moz de la semana V de Pascua)

Sigue leyendo

La liturgia hispana:
guía segura

Velatio de los dones sobre el altar

***

El Papa san Juan Pablo II dijo de la liturgia hispano-mozárabe:
“Ante los grandes desafíos del momento presente,
es preciso sacar de sus abundantes tesoros 
espirituales y culturales 
una ayuda válida para fortalecer la fe cristiana de vuestras gentes
y, al mismo tiempo,
una guía segura para orientar la tarea evangelizadora del tercer milenio
en sintonía con la espiritualidad de vuestros antepasados
y la idiosincrasia del pueblo español»
(Jubileo de 2000).

¡Estamos en ello!
Hoy, fiesta de san Juan de Ávila,
apóstol de Andalucía y
patrón del clero español,
pedimos por nuestros presbíteros y diáconos.

Sigue leyendo

9 mayo, Día de Europa 

El Crisma y los santos óleos son presencia de la eficacia del Espíritu del Resucitado
***
Las crismeras suelen llevar grabadas las iniciales correspondientes al aceite que contiene cada una:
O.S. para el Óleo Santo de exorcismo u Óleo catecumenal (Oleum Sanctum);
S.C. o una + para el Sagrado Crisma (Sacrum Chrisma) y
O.I. (Oleum infirmorum) para el Óleo de sanación o de los enfermos.
Con ellos se transmite la fuerza de la Pascua, la fuerza del Paráclito.

***

En esta semana nos preparamos a
celebrar al Santo Labrador:
Isidro de Madrid.

Moisés y el agua de la roca (Biblia mozárabe)

Sigue leyendo

Orando por la paz
y orando por las vocaciones
en el septenario de san Isidro

En este domingo de Pascua
oramos por la PAZ con un texto del Rito hispano-mozárabe
celebrando esta jornada conmemorativa del final de la II Guerra mundial:

Señor santo, en tu poder está toda nuestra dicha:
concede a tus siervos la confianza en medio del mundo, la alegría en la paz,
lo necesario para vivir, la perseverancia en la fe, la limpieza en la castidad,
la sabiduría en la religión y la santa y púdica reverencia en el temor de Dios.
R/. Amén.
Porque tú eres nuestra paz verdadera, caridad indivisible;
tú que vives contigo mismo y reinas con tu Hijo y el Espíritu Santo
un solo Dios, por los siglos de los siglos. R/. Amén.

(Oratio ad Pacem / semana V del tiempo de Pascua)
***

Sigue leyendo

Luz que ilumina nuestras tinieblas

<Junto al atril del lector brilla el cirio pascual;
su luz cae sobre las páginas del Antiguo Testamento.
Cristo ilumina la oscuridad del pasado
y da a conocer en todas partes
el plan de salvación del Amor
que tiene el hombre en sus manos desde el principio;
no le ha abandonado
y hoy le conduce a su término>.

E. Löhr, Los misterios pascuales (1957), ed. Guadarrama, Madrid 1963, pág. 230.

***

​El plan de salvación es para toda la persona humana:
su cuerpo y su alma.
El cuidado del cuerpo es el espíritu del quinto mandamiento
de la Ley de Moisés.
Nuestro cuerpo es sagrado por ser templo del Santo Espíritu.
Cuando el cuerpo se debilita
-por la vejez o la enfermedad grave-
Dios se hace presente
con la fuerza del sacramento.
El tiempo de Pascua es un momento muy adecuado
para la catequesis y la celebración del sacramento de la Santa Unción
o Unción de los enfermos.
¿Conocemos los efectos del sacramento?

Sigue leyendo

La lectura de la Biblia como “sacramento” 

<Como en el banquete eucarístico se tiene cuidado de que no caiga nada de las preciosas especies, de la misma manera se ha de procurar no perder una sola palabra de la Sagrada Escritura cuando es leída en la Iglesia; porque también de ella se alimenta el hombre interior.

«Como la carne de Cristo es una verdadera comida y su sangre una verdadera bebida», escribe San Jerónimo, «así nuestro único bien en la vida presente es comer esta carne y beber esta sangre, no sólo en el Misterio (del Altar), sino también en la lectura de la Escritura» (In Ecclesiastes, c. III.)>.

E. Löhr, Los misterios pascuales (1957), ed. Guadarrama, Madrid 1963, pág. 23s.

Sigue leyendo

<Signum Salutis, Crux sancta>

Por influencia del calendario de la Iglesia visigótica y mozárabe
muchos lugares de España e Iberoamérica
miran hoy, 3 de mayo, a la Cruz como signo glorioso de salvación.
En no pocos colegios se adornan las cruces,
los patios se engalanan con cruces floridas…
la Cruz es el trono de la gracia,
la fuente de la Vida.

AUDICIÓN: ¡Oh Cruz, te adoramos!

«Los cincuenta días que median entre el domingo de la Resurrección
hasta el domingo de Pentecostés se han de celebrar con alegría y júbilo,
como si se tratara de un solo y único día festivo, como un gran domingo.
Estos son los días en los que principalmente se canta el Aleluya »
(Normas Universales del Año Litúrgico, n 22).

Sigue leyendo

<La Pentecostés>:
tiempo de la vida

Pentecostés significa <Cincuentena>, el tiempo de 50 días que subraya
-con alegría desbordante-
la fuerza de la vida, de la vida que nos llega a través del Viviente: Cristo.
La vida, con perspectiva de eternidad, es objeto de celebración:
la vida personal y las vidas de los otros son sagradas.

«Los católicos estamos absolutamente obligados a objetar en aquellas acciones que,
estando aprobadas por las leyes, tengan como consecuencia la eliminación de una vida humana
en su comienzo o en su término:
el aborto y la eutanasia son crímenes que ninguna ley humana puede pretender legitimar»,
recuerdan los obispos españoles en el documento ‘Para la libertad nos ha liberado Cristo’.

Sigue leyendo

Gozo de María con el Encuentro 

 «Lo que ellos dos entonces sintieron: ¿no es
dulce más allá de todos los misterios
y con todo todavía terrenal:
cuando Él un poco pálido aun de la tumba
fue hacia ella aliviado:
en todo su cuerpo resucitado?
Ay, hacia ella lo primero. Cómo estaban allí
en inexpresable curación.
Sí, se reponían, era eso. No habían menester
tocarse fuertemente.
Él descansó luego por un instante
apenas su mano
eterna encima de su hombro delicado.
Y ambos comenzaron,
en silencio como los árboles en primavera
infinitamente igual,
aquella primavera
de su inefable contacto».
Rainer Maria Rilke 

 

Sigue leyendo