El Árbol de la vida es la Cruz del Señor

Comenzábamos el mes
con una memoria de la Cruz (3 de mayo).
Lo vamos cerrando con una referencia
al árbol de la Cruz en los canceles.
Cancel procedente de la iglesia de San Tirso de Candamo (Asturias).
La iconografía de la placa nos refleja los tres árboles bíblicos y el misterio de la Trinidad.
El árbol de la vida recogido en las Sagradas Escrituras.
En el cancel se representan variados motivos fitomorfos:
dobles palmetas, flores de lis, hojas lanceoladas, etcétera.
La función esencial consistía en delimitar el espacio del «sanctuarium»
donde se sitúa la mesa santa del altar.

Sigue leyendo

Cristo, Buen Pastor, Maestro y Legislador

Patena de Cástulo (s. IV) en Linares (Jaén)

En el arte romano existen tres figuras principales
que fueron temas recurrentes de inspiración
para la iconografía cristiana:
 
  1. el pastor con una oveja en los hombros, símbolo de la filantropía, que fue adoptado por el cristianismo como Cristo el Buen Pastor;
  2. una figura con las manos alzadas hacia el cielo, simbolizando la devoción y piedad que sería el modelo para representar a la Iglesia orante y a María, la Madre de Dios; y,
  3. el filósofo sentado con un rollo en las manos que llegó a representar a Cristo como Maestro y fuente de Santa Sabiduría. En la entrega del rollo o volumen a sus apóstoles se manifiesta la transmisión del mensaje.

VI domingo de Pascua

Dice el Cordero, que ha sido constituido como Pastor:
» Os dejo la paz, mi paz os doy» (Jn 14,27)

***

BENDICIÓN VISIGÓTICA
Aleluya, que esta palabra sagrada y alegre,
resuene como alabanza a Dios en los labios de todos los pueblos.
R. Amén.
Que así como armoniosamente los ángeles dan gloria con el aleluya,
las voces de los creyentes dulcemente lo entonen.
R. Amén.
Y que lo que sin estrépito reluce en los ciudadanos del cielo,
fructifique en vuestros corazones como amor pleno.
R. Amén.
Por la misericordia del mismo Dios nuestro,
que es bendito y vive y todo lo gobierna, por los siglos de los siglos.
R. Amén.

—–

ألمسيح قام حقا قام هللويا. كل عام وأنتم بخير

Jesus is Risen Alleluia. Happy Easter

Cristo è Risorto. Alleluia Buona Pasqua

Jesus est Ressuscité Alleluia. Heureux Pâques

¡ Jesucristo ha resucitado! ¡Feliz Pascua!

 

 

¡Venció el León de la tribu de Judá,
de la estirpe de David!


 
Misa en Rito Hispano: cada martes 19’00 h
Basílica de la Concepción
c/ Goya 26  Madrid 28001
Metro: Velázquez

Cancel visigodo de Badajoz

Placa de cancel visigodo, de mármol,
con el frente dividido en tres partes:
(de abajo a arriba) un Árbol de la Vida
con racimos de dátiles flanqueado por roleos de tallos vegetales;
dos estrellas;
y un Crismón con alfa y omega colgando.

Los brazos inferiores de la letra griega chi (X), inicio del nombre «Cristo», rematan en flores de lis o loto.

Toda la iconografía de la pieza es una alusión al texto del Apocalipsis (21:6 y 22:13) ….Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último, el principio y el fin. Bienaventurados los que lavan sus vestiduras para tener derecho al árbol de la vida y para entrar por las puertas a la ciudad.…. que es una afirmación de la centralidad de Cristo en la religión. La pieza representa así la importancia de Cristo dentro de una iglesia (por extensión, dentro de la Iglesia en mayúsculas). Al decorar un cancel (la puerta que da acceso desde la nave al presbiterio) recuerda la necesidad de cumplir los preceptos cristianos para alcanzar la salvación pues el Árbol de la Vida (citado en el texto) es el que da derecho a entrar en las puertas de la Ciudad (símbolo de la Jerusalén celestial).

En su parte posterior presenta un rectángulo vaciado rodeado de listeles, posiblemente para acoger un relicario.

Es muy probable que proceda originalmente de la ermita de Valdecebadar, pues los huecos del cancel de esta iglesia coinciden con las medidas de la pieza.

Texto en:

Museo arqueológico provincial de Badajoz

 

Baptisterio vs. altar

En muchas de las iglesias de la antigua Hispania hay una organización peculiar del espacio: presentan el baptisterio a los pies del templo; es decir, contrapuesto al altar. Esta distinción de ambos espacios sacramentales –como dos escenarios diferenciados- se hace, generalmente, por medios de unos muros medianeros o cancelas.

La importancia del Bautismo –que otorga la filiación divina con todas sus gracias consecuentes- se pone de manifiesto por el complejo simbolismo del espacio sagrado que se le dedica.

Los cristianos conciben la fuente bautismal como sepulcro donde muere el viejo Adán y seno materno de la Iglesia donde nace el hombre nuevo. De ahí, las formas elocuentes y significativas de la piscina bautismal: cruciforme, circular u octogonal. En este último caso, el ocho se considera número de la vida plena, el de la feliz resurrección futura (Isidoro, Liber Numerorum, 9).

De hecho, se bautiza en domingo, día de la resurrección de Cristo, por ser el primer día –comienzo de una nueva vida- y, a la vez, el octavo –plenitud en la Vida del Resucitado. Esta certeza se expresa en la catequesis verbal y en la arquitectura que se convierte, así, en mistagogía.

El tiempo de Pascua es una ocasión magnífica para peregrinar al lugar donde fuimos bautizados o, al menos, para dar gracias junto al un baptisterio por el don de haber nacido de nuevo en el Espíritu. Estos días finales de mayo, en recuerdo a María la Virgen Madre, nos brindan una magnífica oportunidad.

Trisagio hispano-mozárabe del Santo Domingo en la Alegría de la Pascua

 

Santo Dios,
que te sientas sobre querubines,
único invisible.
Santo Fuerte,
que eres glorificado en las alturas
por las voces de los ángeles.
Santo Inmortal,
que eres Salvador inmaculado,
apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Digno eres, Señor Dios nuestro,
de recibir la gloria, el honor y la virtud.
Santo Inmortal,
que eres Salvador inmaculado,
apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Porque todas las gentes vendrán
y adorarán ante tu presencia, Señor, y dirán:
Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.
Bendición y honor y gloria y poder
a Ti, Dios nuestro,
por los siglos de los siglos. Amén.
Apiádate de nosotros, aleluya, aleluya.

Hoy, un acento eucarístico

La razón por la que el Misal de Cisneros propuso la mostración de los Santos Dones tras la Consagración para su adoración fue esta:

 

 “En el año 1255, el Concilio de Valencia (Aguirre, Concil. Hisp., tom. III, pág. 309 y 573) y en el año 1323 el concilio de Toledo, mandan a los Hispanos que inmediatamente después de la consagración se alzaran el Cuerpo y la Sangre del Señor.

 

Los Mozárabes obedecieron estos decretos y, a la vez, conservaron siempre la antigua costumbre de elevar el cuerpo del Señor en el momento de proferir las palabras «Profesemos con los labios la fe que llevamos en el corazón»  que preceden a la recitación del Símbolo”
(A. Lesleo, Prefacio al Misal Mozárabe, n. 108).

 

El Misal Hispano-Mozárabe
presenta la mostración solemne del Sacramento
en el momento de la monición Santa Sanctis.

 

**********************************************

 

Mañana concierto en el MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Ritos y Músicas en la antigua iglesia de Hispania: el canto visigótico-mozárabe

El arte es un fiel reflejo del contexto histórico en el que se desarrolla. Y ningún arte es capaz de evocarnos de manera tan directa el ambiente de una época pasada como el de la música. La agrupación usical Schola Antiquadirigida por Juan Carlos Asensio, nos hará viajar esta noche con el canto de la antigua iglesia hispana a la época visigoda. Un canto tan antiguo en sus raíces como el propio cristianismo.

Salón de actos, 20:30

Duración: 1 hora

Entrada gratuita hasta completar aforo (180 plazas)

 

Concierto día 18 de mayo sábado

MUSEO ARQUEOLÓGICO NACIONAL

Ritos y Músicas en la antigua iglesia de Hispania: el canto visigótico-mozárabe

El arte es un fiel reflejo del contexto histórico en el que se desarrolla. Y ningún arte es capaz de evocarnos de manera tan directa el ambiente de una época pasada como el de la música. La agrupación usical Schola Antiquadirigida por Juan Carlos Asensio, nos hará viajar esta noche con el canto de la antigua iglesia hispana a la época visigoda. Un canto tan antiguo en sus raíces como el propio cristianismo.

Salón de actos, 20:30

Duración: 1 hora

Entrada gratuita hasta completar aforo (180 plazas)

 

 

Ver otras actividades de corte visigodo para ese día en:

Museo Arqueológico Nacional