13 de mayo:
oramos por los cristianos perseguidos

Oh Señor, Dios del cielo y de la tierra,
te pedimos que mires la soberbia de nuestros enemigos
y contemples nuestra humildad.
Contempla el rostro de tus santos
y muestra que Tú no abandonas a los que en ti confían
y que humillas en cambio a los que presumen de sí mismos
y se glorían de su propia fuerza.
Tú eres el Señor Dios nuestro,
que desde el principio disipas las guerras,
y tu nombre es EL SEÑOR.
Extiende tu brazo, como en otro tiempo,
y destruye con tu fuerza la fuerza de nuestros enemigos.
Que en tu cólera se desvanezca la fuerza del adversario,
para que tu casa permanezca en la santidad
y todos los pueblos reconozcan que Tú eres Dios
y que no hay otros dioses fuera de ti.
Amén.

(Plegaria de la liturgia hispano-mozárabe)

IV domingo de la Cincuentena

 «Vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación, razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y el Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos» (Apoc 7, 9).
En este domingo IV de la Cincuentena
podemos rezar, muy despacio,
esta versión del antiguo himno pascual Ad Cenam Agni.
El Cordero entregado a la muerte
nos invita como Buen Pastor
a los verdes pastos de su Reino:

Sigue leyendo

Cincuentena del Aleluya

“¡Venid, cantores buenos, hijos de la alabanza del Dios verdadero!
¡Han llegado los días en que hemos de cantar el Aleluya!”
Estas palabras que ya hace muchos años dirigía san Agustín (cf. In Ps. 110,1),
exultante de júbilo pascual, a su grey,
recobran toda su lozanía cada vez que amanece el sol
de la mañana de Pascua sobre el panorama cambiante del mundo.

Photina Rech, El Aleluya, canto de Pentecostés
en Benedictinas de Herstelle, Nuestra Pascua, 
Madrid 1962, 244.

 

Mañana, sábado, formación…

María en la tradición hispana
Ponente:
M. Carolina Blázquez, monja agustina
Lugar:
Aula de la Basílica de la Concepción
c/ Goya 26 Madrid / Metro: Velázquez
Hora:
12 mediodía.
+++
Podemos preparar el encuentro de formación mensual,
en este mariano mes de mayo,
con la meditación de este himno latino «A solis ortus»
que entró en la liturgia hispana para celebrar a la Madre de Dios:

Sigue leyendo

Mirando la Cruz desde la Resurrección

Oh Cristo, Hijo de Dios,
haz que nos alegremos en tu Cruz,
ya que por el misterio que en ella se consumó,
toda rodilla se dobla a tu nombre.
Concédenos que por tu victoria
atravesemos sin daño el mar de esta vida
y cuando llegue nuestro tránsito,
lleguemos hasta ti para ser coronados.

R/. Amén.

Por la misericordia del mismo Cristo, Dios nuestro,
que con el Padre y el Espíritu Santo,
un solo Dios
vive y reina por los siglos de los siglos.

R/. Amén.

PG Misa del 3 mayo MHM

Alabad a Yhwh

Alabad a Yavé (Alelu-ya) en escritura hebrea

Aleluya…

“Tan grande es –dice Casiodoro (s. VI)- el prestigio de esta palabra que, aunque la lengua hebrea vela su sentido, no aparece traducida a ninguna otra lengua. La canta el griego, el latino, el caldeo, el sirio, el persa, el árabe; todas las naciones del orbe la tiene por suya, y todo el que da culto a Dios venera con reverente amor la dignidad de esta palabra. Nadie la encuentra disonante o carente de sentido, al contrario, todos expresan su júbilo con el dulce sonido de esta palabra”.

Sigue leyendo

Participando cada MARTES en nuestra antigua liturgia hispana

Sólo celebramos y vivimos bien la liturgia
si permanecemos en actitud orante,
no si queremos «hacer algo»,
hacernos ver o actuar,
sino si orientamos nuestro corazón a Dios
y estamos en actitud de oración
uniéndonos al misterio de Cristo
y a su coloquio de Hijo con el Padre.
Dios mismo nos enseña a rezar,
afirma san Pablo (cf. Rm 8, 26).

Sigue leyendo

Colaborando con todos

Abierto el plazo oficial
para la presentación de la Declaración de la renta,
CÁRITAS invita a los contribuyentes
a que marquen de manera conjunta
las DOS casillas solidarias de la asignación tributaria:
la destinada a la <Iglesia católica> y
la de <Otros Fines Sociales> de interés general.Cáritas es parte esencial de la Iglesia Católica
y, además, como organización social
recibe fondos de la casilla de Fines Sociales.En tu próxima declaración de la renta,
marca -por favor- las dos casillas de asignación solidaria.
Cada casilla marcada genera el 0,7%.

Darás el 1,4% de tus impuestos
para ayudar a todos
y a ti no te costará nada.

III Domingo de Pascua

En este día santo de la Cincuentena
podemos orar con esta versión
del antiguo himno pascual Ad Cenam  Agni

 

Revestidos para la cena del Cordero,
con las vestiduras blancas de la salvación,
tras el paso del mar Rojo,
cantemos a Cristo, nuestro príncipe.
Él ha querido que gustando de su sangre rojiza
y de su cuerpo sacratísimo,
abrasado en el ara de la Cruz,
pudiésemos vivir la misma vida de Dios.

Sigue leyendo

Presentando una interesante pagina para rezar con el arte

 

El fin de esta página es ayudar al lector creyente a rezar con los iconos de la tradición cristiana oriental.

El icono capta la palabra de Dios a través de la luz y el color, como imagen. Esta palabra nos es más familiar a nuestra teología occidental, porque el mismo Jesús es la imagen visible, a través de su humanidad, de quien es inefable. Los apóstoles predicaban “lo que oímos, lo que vieron nuestros ojos, lo que palparon nuestras manos”(1 Jn 1,1), reivindicando la experiencia sensorial de Cristo frente a la posterior tendencia a acercarse –especialmente en Occidente, a partir de 1054- al Misterio con la sola razón.

Esta página presenta el icono, con el deseo de que también traigan la presencia del representado y, en definitiva, la santidad de Dios.

(Anástasis, códice mozárabe Beato de Gerona)

Icono para orar estos días de la Cincuentena pascual:

Rezar con los iconos: las miróforas

El icono del «Descenso al Abismo» o Anástasis es harto conocido. Pero, en la Iglesia Oriental hay otro icono para reflejar el misterio de la resurrección de Cristo. Es el icono de las mujeres “Miróforas”, las portadoras de los ungüentos –myron– que son el último gesto de amor al difunto. Ellas han llegado al pie del sepulcro -pasado el sábado- y ellas son las primeras testigos del sepulcro vacío.

Sigue leyendo