Bautismo en el Jordán, 2022

Retomamos el «Tiempo durante el año» con la Epifanía
o Manifestación en el Jordán:
se oye la voz del Padre,
el Siervo Jesús es ungido con el poder del Espíritu
y las aguas son santificadas.

CONTEMPLATIO:

Engendrado antes de la aurora de los siglos,
el Señor, nuestro Salvador, hoy se ha manifestado al mundo.
  Hoy la Iglesia se ha unido a su celestial Esposo, porque,
en el Jordán, Cristo la purifica de sus pecados;
los magos acuden con regalos a las bodas del Rey,
y los invitados se alegran por el agua convertida en vino. Aleluya.
  Veneremos este día santo, honrado con tres prodigios:
hoy la estrella condujo a los magos al pesebre;
hoy el agua se convirtió en vino en las bodas de Caná;
hoy Cristo fue bautizado por Juan en el Jordán para salvarnos.

 

Sigue leyendo

Epifanía de los panes y los peces

Guiados por el brillo de una estrella
los Magos dejan su país lejano, 
y buscan con su luz la luz divina 
hasta encontrar a Dios y confesarlo. 
El cándido Cordero de los cielos 
toca las ondas del sagrado río, 
y en sus aguas nos limpia de las faltas 
de que Él está perfectamente limpio. 
Por un milagro del poder más alto 
el agua en las vasijas se enrojece 
y, dócil al mandato soberano, 
en verdadero vino se convierte. 
Glorificado seas, Jesucristo, 
que te manifestaste a los gentiles, 
y que en unión del Padre y del Paráclito 
en todo sitio y todo tiempo existes.  

***

Con el vino de Caná, recordamos hoy
que la gloria del Señor se manifiesta
en la multiplicación de los panes:
prefiguración del banquete eucarístico.

El Rito hispano contempla en la Epifanía cuatro manifestaciones del Señor:
a los Magos, en el Jordán, en el Bautismo y en la multiplicación de los panes.
El Rito romano, renovado después del Concilio Vaticano,
ha recogido esta gran tradición de las diversas epifanías
en los días que siguen al seis de enero.
Hoy, en concreto, el tema aludido es la multiplicación de los panes (Mc 6, 34ss).

LECTURAS: 1 Epístola de san Juan cap. 4; Mateo 6,34ss.

Sigue leyendo

Navidad ortodoxa: 7 enero 


La Navidad en el calendario juliano se celebra el 25 de diciembre,
que equivale al 7 de enero según el calendario gregoriano,
que seguimos los latinos y el mundo civil.
Muchos cristianos ortodoxos -en Oriente, mayormente- utilizan el calendario juliano,
implantado en el año 46 a.C. por Julio César.
Este computo lleva 13 días de «retraso» con respecto al nuestro,
porque el papa Gregorio XIII tuvo que «borrar» del calendario
los días del 4 al 15 de octubre de 1582 para realizar el ajuste al calendario astronómico.

Nacimiento en la Ermita de san Isidro (Madrid) Navidad 2021

***

En el calendario romano celebramos los días de Epifanía.
Hoy se contempla la «manifestación» de Jesús
en la predicación del Reino.
Leemos: Mateo 4, 12-25.

Misa en Rito Hispano-Mozárabe en san Pedro de Roma presidida por el Arzobispo de Toledo (2015)

Sigue leyendo

Epifanía

«El día de la Epifanía lo declararon los Apóstoles fiesta solemne,
porque en él fue dado públicamente a conocer el Salvador, por medio de una estrella,
cuando encontraron las Magos a Cristo recostado en el pesebre,
adorándole y ofreciéndole regalos, propios de la Trinidad:
oro, incienso y mirra (cf. Mt 2, 1ss; Lc 2,16),
como rey, como Dios, como hombre mortal.
Consagraron este día con celebración anual, para que reconozca el mundo al Señor
al que dieron a conocer los elementos desde el cielo.
Asimismo, en ese mismo día Jesús fue ungido con el bautismo en el Jordán
y, rasgados los cielos, descendió el Espíritu Santo,
declarando que Jesús era el Hijo de Dios.
A este día se le llama Epifanía,
porque en él, Cristo se manifestó a los gentiles.
Epifanía es palabra griega 
que en latín se traduce por aparición o manifestación.
Por tres razones recibió ese día este nombre:
porque en su bautismo Cristo fue presentado a los pueblos,
también porque en ese día fue anunciado a los Magos por una estrella,
asimismo, porque fue manifestado a muchos por su primer milagro:
el agua convertida en vino.

Refiere Casiano que, entre los egipcios, la solemnidad de la Natividad y de la Epifanía no se celebran en fechas distintas, como ocurre en Occidente, sino en una única festividad. Y en ella se envían cartas del patriarca de Alejandría a todas las iglesias y monasterios de Egipto, en las que se les da a conocer el comienzo de la Cuaresma y la fecha de la Pascua

Isidoro, Los Oficios de la Iglesia, XXVII

El día de la Pascua en Epifanía
según la traducción del <Anuncio Pascual Visigótico-mozárabe>.

Queridos hermanos:
En la revelación
del nacimiento corporal de Nuestro Señor Jesucristo,
y ante tantos signos de su presencia,
os anunciamos la solemnidad de la Pascua.
Así, pues, amados hermanos
que os habéis reunido en la iglesia de Dios
para celebrar el día
de la Aparición del Señor Nuestro, Jesucristo,
tened presente su Muerte gloriosa.

En este año de 2022 la santa Cuaresma
inicia el 2 de marzo.
El jueves de la Cena del Señor, 14 de abril,
inician los misterios
de la Gloriosa Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.

Ante esto, os exhorto hermanos,
a que pongamos empeño en llevar desde ahora
una vida honrada y religiosa, casta y sobria,
para que merezcamos llegar
a la santa solemnidad de la Resurrección
sin pecado y abundando en buenas obras.

Purifiquémonos de los malos deseos
del cuerpo y del espíritu.
Por la confesión de los pecados
alejemos el castigo del Señor.
Evitando caer en las antiguas faltas
acojámonos a su misericordia
abrazando con sincero corazón la concordia:
para que los misterios de la santísima Pasión
nos hagan partícipes de la Resurrección del Señor.
Que a su vuelta
no encuentre en nosotros nada que reprochar
sino que nos halle preparados
para recibir la corona de gloria.

Él, clemente y misericordioso
que vive con el Padre
y reina con el Espíritu Santo,
un sólo Dios por los siglos de los siglos.
Amén. Aleluya.

Sigue leyendo

Vigilia de la Epifanía:
himno «Inluminans Altissimum».

Fíbula visigótica de oro con la Epifanía de los Magos (Medellín, Badajoz)

***

Señor, tú que iluminas
el alto imperio de los rutilantes cuerpos celestes, 
vida, luz y verdad, paz y sosiego, 
muéstrate ahora a los que te invocamos. 
Consagraste este día
de grandiosos misterios: 
el Bautismo recuerda las aguas del Jordán, 
contenidas un día por tu mano. 
La estrella solitaria que, brillando en el cielo,
señala el parto de la Virgen Madre 
en cuyos brazos hallarán los Magos 
el Niño que buscaban. 
O aquel olor de vino generoso,
que se escapa de las prietas tinajas, 
llenas hasta los bordes 
del agua de la fuente. 
Bien sabía el sirviente al escanciarlo,
que él no lo había puesto: -color, olor, sabor-, 
y es el propio elemento el que se extraña 
de que le den un uso que no es suyo. 
Como aquel alimento que crecía
en la boca de cinco mil hombres, 
mientras solo cinco panes 
eran repartidos entre ellos. 
Cuanto más se repartía,
más abundaba el pan 
y al ver esto se admiraban 
de la fuente secreta de la que manaba. 
Entre las manos de los que lo parten
el pan fluye abundante: 
intactos, los pedazos que no partieron, 
manan para los hombres. 
Acuérdate, autor de nuestra gracia,
que al nacer, 
en el seno de la virgen María, 
tomaste nuestra propia figura corporal. 
Gloria a ti, Señor,
que has nacido de la Virgen, 
con el Padre y el Espíritu Santo, 
por los siglos sempiternos. Amén.

(Inluminans Altissimum, himno atribuido a S. Ambrosio 
cantado en la liturgia hispana en la fiesta de Epifanía)

Orando por China
y escribiendo en las puertas de nuestras casas:
Christus mansionem benedicat in 2022.
Caspar, Melchior et Balthasar.

Sigue leyendo

Misa de «Inicio de año» 2022

«Árbol de la Vida» en Quintanilla de las Viñas (Burgos)

***

La Misa para dar gracias a Dios y para pedir el don de su Espíritu
se celebra HOY en la parroquia de san Jerónimo el Real.
​Preside el Arzobispo de Toledo y Superior del Rito Hisp-Moz.,
el Rvdmo. Padre Francisco Cerro Chaves.
Lugar: C/ Moreto 4 Madrid 28014  HORA: 7 tarde.

Unas pinceladas sobre la liturgia de los godos conservada por los mozárabes:

«La liturgia hispánica se fundamenta en un sustrato litúrgico procedente de dos vías:
el norte de África, transmitido por la dispersión evangelizadora,
y la escuela eucológica romana, que aportó diversidad a los textos.
Las principales características de esta liturgia son
unas oraciones muy desarrolladas -generalmente dirigidas a Cristo-
y la variabilidad de los fragmentos de la plegaria eucarística.
El oficio divino estaba dividido en dos horas claves:
las horas ad matutinum y
las horas ad vesperum.
Analizando las fuentes litúrgicas del rito hispánico
se encuentran dos focos geográficos principales:
la escuela toledana, con la participación de los obispos Eugenio II, Ildefonso o Julián; y
la escuela sevillana en la que destacan las figuras de Leandro de Sevilla o San Isidoro».
Ángel Pazos-López

Sigue leyendo

José
le impuso por nombre Jesús

GOYA, san José en «Triple generación»

***

El nombre de Jesús, dado por el ángel en el momento de la Anunciación [Lc 1,31], significa «Dios salva».
Expresa, a la vez, su identidad y su misión, «porque él salvará al pueblo de sus pecados» (Mt 1, 21).
El apóstol Pedro afirma que «bajo el cielo no se nos ha dado otro nombre que pueda salvarnos» (Hch 4, 12).
A José le debemos la imposición del nombre Jesús a nuestro Señor (Mt 1, 25).
La liturgia hispano-mozárabe celebra el día 3 de enero a san José;
de esta manera, el Custodio del Redentor se vincula, celebrativamente, con el tiempo navideño.

El que todos creían hijo de José fue llamado Cristo.
«Cristo», en griego, y «Mesías», en hebreo, significan «ungido», en español.
Jesús es el Cristo porque ha sido consagrado por Dios,
ungido por el Espíritu Santo para la misión redentora.
Él es el Mesías esperado por Israel y enviado al mundo por el Padre.
Jesús ha aceptado el título de Mesías, precisando, sin embargo, su sentido:
«bajado del cielo» (Jn 3, 13), crucificado y después resucitado;
Él es el siervo sufriente «que da su vida en rescate por muchos» (Mt 20, 28).
Del nombre de Cristo nos viene el nombre de <cristianos>.

Para la lectura espiritual:

Carta apostólica Patris Corde

Sigue leyendo

Rumiando el misterio de la Navidad

El domingo dentro de la octava de Navidad es una oportunidad
para profundizar con tranquilidad en el misterio.
Podemos leer en nuestras biblias: Juan 1, 1ss

Os bendiga el Señor Jesucristo que tiempo atrás
en un día como este apareció glorioso a los pastores
en un pesebre.
Que os proteja y defienda en todo Él,
que por vosotros misericordiosamente se hizo niño.
Y quien es vuestro creador y redentor,
os preserve siempre de todo mal.

Bendición hisp-moz del día de Navidad

«Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad»

Salmo del domingo:

Para la oración nocturna dominical

Sigue leyendo

Nacido de mujer (Gal 4,4)

Fco. de GOYA, La madre de Dios.

***
«María es verdaderamente Madre de Dios
porque es la madre de Jesús (Jn 2, 1; 19, 25).
En efecto, aquél que fue concebido por obra del Espíritu Santo
y fue verdaderamente Hijo suyo,
es el Hijo eterno de Dios Padre.
Es Dios mismo».
(Compendio del Cat. 95)

AUDICIÓN: Ave O Theotokos (Fátima) 

***
Propósito para este año:

Sigue leyendo

Adiós al 2021 y con Dios en 2022

Francisco de GOYA, Jesús, María, José con san Juanito (finales del s. XVIII)

***
En el último día del año civil solemos rezar
el himno Te Deum
como acción de gracias a Dios:

A ti, oh Dios, te alabamos,
a ti, Señor, te reconocemos.
A ti, eterno Padre,
te venera toda la creación.
Los ángeles todos, los cielos
y todas las potestades te honran.
Los querubines y serafines
te cantan sin cesar:
Santo, Santo, Santo es el Señor,
Dios de los ejércitos.
Los cielos y la tierra
están llenos de la majestad de tu gloria.
A ti te ensalza el glorioso coro de los apóstoles,
la multitud admirable de los profetas,
el blanco ejército de los mártires.
A ti la Iglesia santa,
extendida por toda la tierra, te aclama:
Padre de inmensa majestad,
Hijo único y verdadero, digno de adoración,
Espíritu Santo, defensor.
Tú eres el Rey de la gloria, Cristo.
Tú eres el Hijo único del Padre.
Tú, para liberar al hombre,
aceptaste la condición humana sin desdeñar el seno de la Virgen.
Tú, rotas las cadenas de la muerte,
abriste a los creyentes el Reino de los Cielos.
Tú sentado a la derecha de Dios
en la gloria del Padre.
Creemos que un día has de venir como juez.
Te rogamos, pues, que vengas en ayuda de tus siervos,
a quienes redimiste con tu preciosa sangre.
Haz que en la gloria eterna
nos asociemos a tus santos.
Salva a tu pueblo, Señor,
y bendice tu heredad.
Sé su pastor
y ensálzalo eternamente.
Día tras día te bendecimos
y alabamos tu nombre para siempre,
por eternidad de eternidades.
Dígnate, Señor, en este día
guardarnos del pecado.
Ten piedad de nosotros, Señor,
ten piedad de nosotros.
Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,
como lo esperamos de ti.
En ti, Señor, confié,
no me veré defraudado para siempre.

En las primeras horas del año nuevo
invocamos la fuerza el Señor,
pidiendo los dones del Santo Paráclito:

Sigue leyendo