<Amén> a Cristo y a los otros

En la basílica del Santo Sepulcro de Jerusalén

Dado que lo que estamos recibiendo es el “pan del Cielo” y “el cáliz de la salvación”, san Justino nos recuerda que nadie ha de tomar parte en él, excepto el que crea en las enseñanzas de la Iglesia, haya recibido el bautismo para el perdón de los pecados y una nueva vida y viva de acuerdo con las enseñanzas de Cristo (Cf. Apología de Justino. I, 66, 1-2).

Cuando el sacerdote
o ministro extraordinario de la Sagrada Comunión
sostiene la hostia delante de nosotros y dice “el Cuerpo de Cristo”,
estamos siendo preguntados implícitamente:
“¿Eres tú el cuerpo de Cristo?,
es decir,
“¿Estás en comunión con Cristo y con tus hermanas y hermanos?”
Y si podemos responder: “Amén”,
entonces podemos alimentarnos con el Cuerpo de Cristo.

El hombre más culto de Sevilla ¿olvidado?

San Isidoro recoge todo el saber de su tiempo en la primera gran enciclopedia de la historia de la humanidad con su famosa obra las «Etimologías» (627–630). El intelectual, pensador, erudito y sabio se prodigó en estudios y publicaciones de todo tipo: gramáticas, retóricas y dialécticas, semiológicas, jurídicas, históricas, monásticas, astronómicas, música, entre otras. El arzobispo de Sevilla y doctor de Iglesia supo reunir todo el conocimiento de la Antigüedad en la Edad Media, algo reconocido a nivel internacional. Su actividad y su influencia en toda la vida hispana fue notoria.

La Editorial Universidad de Sevilla  ha publicado un completo estudio sobre la figura de San Isidoro, realizado por el grupo de trabajo «Scriptorum Isidori Hispalensis», dirigido por el catedrático emérito de Historia Medieval, José Sánchez Herrero, y nacido del Aula de la Experiencia de la institución universitaria.

Sigue leyendo

Oración

Santa María de la Cabeza

En la oración familiar y privada o
como colecta tras la preces de la Misa
se puede decir:

Concédenos, Señor, conocerte
y amarte sobre todas las cosas,
como se lo concediste a tu sierva
María de la Cabeza,
esposa de san Isidro, labrador;
y, sirviéndote así, como lo hizo ella,
con sinceridad de corazón,
logremos también agradarte
con nuestra fe y nuestras obras.
Por nuestro Señor Jesucristo…

A la Natividad de La Virgen María

Vuelan a la cuna
de la dulce Niña
los dulces acentos
de los viejos salmos,
cantan la belleza
de la santa infante,
gloria de su raza,
reina de esperanza.

La Sión sacrosanta
se viste de fiesta,
los profetas miran
la hija añorada,
que salta de gozo
al ver realizada,
la eterna promesa
del Dios de la Alianza.

Nardo y azucenas
se han citado ahora,
en la cuna santa
difunden su aroma,
se unen la mirra
y la rosa pura
para hacer la cuna
de la Niña amada.

Sigue leyendo

Campus ’18

Hoy, fiesta del profeta Moisés,
nos preparamos ya
para el Campus Gothia ’18:
unos días de convivencia, oración y estudio,
en Los Negrales (Madrid).

Se han inscrito un centenar de fieles,
interesados
en la espiritualidad y la pastoral
hispano-visigótica-mozárabe.