<Gothia>:
difundiendo las Buenas Nuevas de Jesús, el Cristo

 

<<El cometido fundamental de la Iglesia 
en todas las épocas y particularmente en la nuestra 
es «dirigir la mirada del hombre, 
orientar la conciencia y la experiencia de toda la humanidad 
hacia el misterio de Cristo»…
No obstante, debido también a los cambios modernos 
y a la difusión de nuevas concepciones teológicas, 
algunos se preguntan:
¿Es válida aún la misión entre los no cristianos?
¿No ha sido sustituida quizás por el diálogo interreligioso?
¿No es un objetivo suficiente la promoción humana?
El respeto de la conciencia y de la libertad
¿no excluye toda propuesta de conversión?
¿No puede uno salvarse en cualquier religión? 
¿Para qué, entonces, la misión?>>

(RM 4)

Creemos, difundimos y celebramos que Cristo es el único Salvador de la humanidad, el único en condiciones de revelar a Dios y de guiar hacia Dios:  

“Porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Act  4, 12).

Santa María del Marquet Pont de Vilomara i Rocafort  (Bages, Barcelona)

¡Ojo a la sencilla pero preciosa ventana!

Nuestros padres -ya desde antiguo- construían para acoger a los creyentes en el mensaje del Señor Jesús, para desde estos edificios compartir sus bienes con los necesitados y CANTAR las alabanzas del Señor en la liturgia.

Espiritualidad bíblica

Se ha dicho de la espiritualidad Gotho-hispana que es eminentemente <bíblica>.
Démonos cuenta que cada celebración eucarística tiene siempre TRES lecturas;
los cantos, generalmente, son textos de la Escritura, etc.
No es preciso insistir en la importancia que la Palabra de Dios ha de tener en nuestra vida:
en la vida de todo cristiano.
De ahí la necesidad de asegurar cada día un tiempo de oración para la <lectio divina>:
la lectura orante de la Biblia.

 

“«La sacramentalidad de la Palabra se puede entender en analogía con la presencia real de Cristo bajo las especies del pan y del vino consagrados. Al acercarnos al altar y participar en el banquete eucarístico, realmente comulgamos el cuerpo y la sangre de Cristo.
La proclamación de la Palabra de Dios en la celebración comporta reconocer que es Cristo mismo quien está presente y se dirige a nosotros para ser recibido» (Verbum Domini, 56).

 

***
Hoy oramos, especialmente,
por los enfermos que luchan contra el cáncer.

 

<Acuarius verus>:

Jesucristo es el auténtico portador del agua de la Vida

 

«Las ideas del New Age a veces se abren caminos en la predicación, la catequesis, los congresos y los retiros, y así llegan a influir incluso en los católicos practicantes que tal vez no son conscientes de la incompatibilidad de esas ideas con la fe de la Iglesia.

En su perspectiva sincretista e inmanente, estos movimientos para-religiosos prestan poca atención a la Revelación, más bien, intentan llegar a Dios a través del conocimiento y la experiencia basados en elementos que toman prestados de la espiritualidad oriental y de técnicas psicológicas. Tienden a relativizar la doctrina religiosa a favor de una vaga visión del mundo, que se expresa mediante mitos y símbolos revestidos de lenguaje religioso. Además proponen una concepción panteísta de Dios, incompatible con la Sagrada Escritura y con la Tradición Cristiana»

(s. Juan Pablo II).

Para una catequesis sobre el tema:

Jesucristo portador del agua de la vida

***

Mañana, martes, nos reunimos a las 19 h.
en la Basílica de la Concepción de Ntra. Sra.
c/ Goya 26 Madrid
para la celebración de la Misa en Rito Hispano-Mozárabe.
¡Una ocasión para la invitar a familia y amigos!

Fiesta del Encuentro

Hace hoy cuarenta días hemos celebrado, llenos de gozo, la fiesta del Nacimiento del Señor.

Hoy es el día en que Jesús fue presentado en el templo para cumplir la ley, pero sobre todo para encontrarse con el pueblo creyente.
Impulsados por el Espíritu Santo, llegaron al templo los santos ancianos Simeón y Ana que,
iluminados por el mismo Espíritu, conocieron al Señor y lo proclamaron con alegría.
De la misma manera nosotros, congregados en una sola familia por el Espíritu Santo, vayamos HOY DOMINGO a la casa de Dios, al encuentro de Cristo.
Lo encontraremos y lo conoceremos en la fracción del pan, hasta que vuelva revestido de gloria.
En muchos lugares se bendicen las candelas y se hace una procesión marchando al encuentro del Señor.
***

 

A la hora de la comida, para la bendición de acción de gracias, se puede encender una candela y rezar:
<Oh Dios, luz verdadera, autor y dador de la luz eterna,
infunde en el corazón de los fieles la luz que no se extingue,
para que, cuantos son iluminados por la luz de esta candela,
puedan llegar felizmente al esplendor de tu gloria.
Por Jesucristo nuestro Señor.

 

***
Al caer la tarde, al encender la luz vespertina para orar, damos gracias a Dios por las madres de familia y pedimos el don de vocaciones para la vida monástica, religiosa, virginal, eremítica, misionera y apostólica de la Iglesia con este responsorio bíblico:
<Ant. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.
Ahora, Señor, según tu promesa, puedes dejar a tu siervo irse en paz.
Ant. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.
Porque mis ojos han visto a tu Salvador.
Ant. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel.
A quien has presentado ante todos los pueblos.

Ant. Luz para alumbrar a las naciones y gloria de tu pueblo Israel> (cf. Lc 2,29ss).

Sigue leyendo

MMM /MMXX
Martes Misa Mozárabe 2020

Misa de inicio de año 2020 en la madrileña parroquia de san Manuel y san Benito

Ofrecemos cada martes en Madrid, en la Basílica de La Concepción,
el culto eucarístico según nuestra antigua liturgia gotho-hispana (19 h.).
Celebrar los misterios de Cristo es el reto que tenemos ante nuestros ojos.
Así lo resumía ya san Pablo VI, en el lejano 1963,
cuando presentaba la Constitución Sacrosanctum Concilium:

La sagrada Liturgia es la fuente primaria 
de aquel divino intercambio en el cual nos viene comunicada la vida divina, 
es nuestra primera escuela 
y el primer don que tenemos que ofrecer al pueblo cristiano…»

***
HOY: encuentro de FORMACIÓN (12 h.)
parroquia La Concepción (Madrid)

 

***
Mañana, 2 de febrero, oramos por las madres de familia
y por las vocaciones a la vida consagrada de la Iglesia:
monástica, religiosa, virginal, eremítica, misionera…

Sigue leyendo

Arte romano y arte cristiano

En el arte romano se encuentran tres figuras principales
que fueron temas recurrentes de inspiración
para la iconografía cristiana:

  1. el pastor con una oveja en los hombros, símbolo de la filantropía, que fue adoptado por el cristianismo como Cristo el Buen Pastor;
  2. una figura con las manos alzadas hacia el cielo, simbolizando la devoción y piedad, que sería el modelo para representar a la Iglesia orante y a María, la Madre de Dios; y,
  3. el filósofo sentado con un rollo en las manos que llegó a representar a Cristo como Maestro y fuente de Santa Sabiduría. En la entrega del rollo o volumen a sus apóstoles se manifiesta la transmisión del mensaje.

     

 

Etty Hillesum: una lectura pendiente

Día Internacional de Conmemoración
en Memoria de las Víctimas del Holocausto (Shoah)

 

***

 

Etty Hillesum: una vida conmocionada (Diario 1941-1943)
¿Quién era Etty Hillesum? ¿De dónde surge la atracción por sus escritos?
Fue una persona que eligió voluntariamente la deportación, una judía que se solidariza con los demás perseguidos. La singularidad de su testimonio radica en su valor humano, ético y trascendental.
En todos sus textos puede percibirse la afirmación indefectible de la vida:
«Me doy cuenta dice, que dondequiera que haya seres humanos, hay vida».
Desde el convoy de la muerte y el exterminio que la lleva a Auschwitz con toda su familia y 938 personas más, arroja una tarjeta-postal con estas palabras:
«Vosotros me esperaréis, ¿verdad?».
Ésta es, pues, la labor del lector, quien a través de estos textos recobra la memoria y el testimonio de su vida, tan patente en su palabra. Ella nos abre constantemente una esperanza en las cegueras de la historia.

 

Orando con Etty Hillesum: http://www.cipecar.org/es/c/?iddoc=5329

 

 «Pienso también en la figura de Etty Hillesum, una joven holandesa de origen judío que morirá en Auschwitz. Inicialmente lejos de Dios, le descubre mirando profundamente dentro de ella misma y escribe: «Un pozo muy profundo hay dentro de mí. Y Dios está en ese pozo. A veces me sucede alcanzarle, más a menudo piedra y arena le cubren: entonces Dios está sepultado. Es necesario que lo vuelva a desenterrar» (Diario, 97).

En su vida dispersa e inquieta, encuentra a Dios precisamente en medio de la gran tragedia del siglo XX, la Shoah. Esta joven frágil e insatisfecha, transfigurada por la fe, se convierte en una mujer llena de amor y de paz interior, capaz de afirmar: «Vivo constantemente en intimidad con Dios» (Benedicto XVI).